Menú Buscar
La playa santanderina de El Sardinero el lunes, cuando se registraron altas temperaturas / EFE

La ola de calor termina y deja paso a una ligera tregua

Los cambios se notarán sobre todo en la zona norte, donde caerán algunas tormentas

3 min

La ola de calor ha terminado a consecuencia de la inestabilidad que desde a última hora de ayer, lunes, está dando una tregua a los termómetros que bajarán de 42 grados y 40 grados centígrados pero que aún seguirán marcando valores muy altos, en torno a 10 grados por encima de los normales en buena parte del interior peninsular, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Así, la portavoz de la agencia, Ana Casals, ha explicado que este martes, 20 de junio, descenderán ligeramente las temperaturas que "seguirán muy altas" ya que este alivio será de uno o dos grados en Castilla y León y algo más en el sur de la Península, mientras que subirán en el Cantábrico y en general "muchas zonas seguirán por encima de 36ºC".

Tormentas en la zona norte

Además, ha añadido que este martes la inestabilidad provocará tormentas en el este de Castilla y León, Cantábrico, Aragón y en el sistema Ibérico.

Para el miércoles ha señalado que las temperaturas volverán a recuperarse entre uno y dos grados centígrados, pero sobre todo en la columna central de la Península.

De nuevo volverán a descender por el oeste de la Península, es decir, por Huelva y Galicia mientras que el jueves ascenderán por el cuadrante noreste y descenderán en el Cantábrico, tras las "altísimas temperaturas" del miércoles. "Las temperaturas son unos 11 grados por encima de lo normal", ha manifestado.

Frente con precipitaciones

Para el fin de semana, espera que los termómetros seguirán bajando en el norte de la Península y que llegará un frente que "cambiará la masa de aire" cálido por otra más fresca aunque parece que de momento las precipitaciones podrían restringirse al norte de la Península.

Mientras el domingo, lunes y martes seguirán bajando las temperaturas por el oeste comenzarán a recuperar por el este. De hecho, la portavoz ha afirmado que el domingo bajarán bastante las temperaturas en el oeste peninsular y el lunes y el martes caerán en los Pirineos, Cataluña y la parte más al este de la Península, mientras que volverán a subir por el suroeste.

De hecho, únicamente estarán por encima de 34 grados centígrados en zonas del este de la Península y en el valle del Guadalquivir incluso bajarán a 32 grados. En Madrid, el lunes podrán bajar hasta los 30 grados, una temperatura "más adecuada a las normales".

Destacadas en Vida