Menú Buscar
Lourdes Veiga, con una de las denuncias contra los okupas de su piso en Badalona / CG

"Los okupas de mi piso me han denunciado por dañar su imagen"

Lourdes Veiga, vecina de Badalona, lucha para recuperar su vivienda y se defiende de querellas de los allanadores por denunciar la situación

8 min

Lourdes Veiga asegura que la okupación de su vivienda la ha cambiado. "Antes colaboraba todo lo que podía en la parroquia local. Recogía alimentos, ayudaba, era solidaria. Ahora me he vuelto una persona desconfiada. No me atrevo a dormir con las ventanas abiertas ni a irme de vacaciones por miedo a perder la casa", admite. Esta vecina de Badalona (Barcelona) lleva desde 2017 tratando de recuperar su apartamento okupado, sí, pero también lidiando con denuncias de los allanadores contra ella por daño contra la imagen. Desesperada, ha acudido a las redes sociales para buscar apoyo.

Lo explica en conversación con Crónica Global. "Ocurrió en noviembre de 2017. Rompí con mi pareja y decidimos vender el piso que habíamos comprado. Empezó el periodo de visitas. Unos interesados llegaron a firmar unas arras, pero un día, al acudir a la vivienda, me la habían okupado. Cambiaron la cerradura y me encontré a un señora que decía que esa era su casa", explica. Denunció. "No sabía que hacer. Llamé a los Mossos d'Esquadra, que tomaron acta pero me dijeron que ni se me ocurriera entrar en el apartamento, que era allanamiento. También me contaron que conocían a la ocupante, es una vieja conocida que ha tomado antes ocho pisos y, antes del juicio, se marcha para evitar ser condenada. Siempre se declara insolvente", relata.

"Lo estoy pagando todo yo"

Lourdes se ha encontrado ante un proceso judicial muy largo para recuperar su vivienda, situado en la calle del Estadio de Badalona. "Yo me marché a vivir con mi nueva pareja y mi hijo menor. Pero del anterior domicilio, lo sigo pagando todo. Lo llevo todo al día: la hipoteca, el seguro, los impuestos (como el IBI) y demás", enumera. ¿Y los suministros? "Les han dado de alta. Incomprensible. También se han empadronado allí y han solicitado prestaciones sociales al Ayuntamiento de Badalona", aclara.

¿Se trata de una familia vulnerable que necesita una vivienda? "No es el caso. La señora no fue aceptada en la Plataforma de Afectados por la Crisis (PACC) de Badalona. Tiene un hijo menor, sí, pero ellos saben que el piso es de un particular, no de un banco o un fondo buitre. Además, yo también tengo un menor a cargo y estoy en el paro. Y todos los gastos de mi piso okupado corren a mi cuenta porque, de lo contrario, me embargan la nómina o la prestación", avisa.

 

 

Declaraciones de Lourdes Veiga sobre su situación con los okupas de su casa / CG

Con este escenario, Lourdes se activó. Acudíó a la vía judicial. Logró un acuerdo extrajudicial para que la ciudadana abandonara su vivienda, pero ésta lo incumplió. La propietaria volvió a denunciar en 2018. "Aún estoy esperando. ¡Llevo tres años esperando! Vale que los trámites se han parado por el coronavirus, pero es que me parece demasiado", lamenta. Al parecer, la okupa de su casa presentó un contrato de alquiler en 2019 que ralentizó su desalojo. "Es falso, claro. Le hicieron incluso un peritaje caligráfico. Pero el presunto propietario no existe. Con una simple búsqueda en Google --que nosotros hemos hecho-- te das cuenta de que no hay arrendador", denuncia. Comprobar si la okupa tiene contrato o no ha retrasado el procedimiento judicial. Hastiada por la inacción de las autoridades, Lourdes se activó.

"Me han denunciado por daño a su imagen"

Montó una concentración ante su vivienda, a la que acudieron unas 15 personas. "La señora me denunció por intimidación. Estoy yo denunciada, sí", explica. Hubo más. "Expliqué en Facebook que celebraban cumpleaños y fiestas multitudinarias en mi piso. Pues bien, también dieron con ello y la allanadora me ha denunciado, también, por daño a su imagen. La okupa de mi piso se ha querellado contra mí", explica. En total, penden sobre Lourdes Veiga tres presuntos cargos, incluido agresión al hijo de la okupa de su piso. "Ni siquiera lo conozco. Jamás lo he visto", se defiende. ¿Por qué la han denunciado, pues? "Se trata de una treta de esta señora. Es una profesional de la okupación, según me han dicho desde la policía. Se sabe todos los trucos para alargar los procesos y permanecer tanto tiempo como pueda en los domicilios en los que entra", asevera Lourdes.

okupa piso badalona denuncia 02
Lourdes Veiga, con uno de los documentos del proceso contra la okupación de su piso / CG

Al parecer, la okupa entró en su piso después de que se lo ofreciera una mafia al precio de 1.200 euros. "Compró el derecho a entrar en mi vivienda por 1.200 euros. Es lo que le costó reventar la cerradura y colocar una nueva", asegura la denunciante, que aporta toda la documentación de la propiedad, así como las denuncias. En los tres años que Lourdes lleva tratando de recuperar su piso, que buscaba vender y no dejar vacío, han pasado más cosas.

"Han okupado otros apartamentos del mismo bloque. Yo pude recuperar algunas pertenencias, sí, pero escoltada por los Mossos. Entré a mi casa escoltada por la policía para recoger la ropa de mi hijo", cuenta presa de la desperación. Su piso también ha generado problemas. "Es un ático. Pues bien, hay filtraciones de agua y se ha dañado todo el techo del vecino de abajo, el tercero. La okupa se negaba a que los operarios entraran y arreglaran la fuente de la filtración. Finalmente, los vecinos han podido reparar su techo", explica. Lourdes acude a este medio "abandonada y harta" de la situación. "No sé qué mas hacer. Necesito ayuda", apostilla.