Menú Buscar

La casa okupa que asedia una comisaría en Barcelona

Un bloque tomado ilegalmente sirve como plataforma para 'colarse' en la sede policial e insultar y amenazar a los policías que están destinados en ella

13.05.2019 14:39 h.
3 min

Es la casa okupa que sirve para asediar una comisaría en Barcelona. Un inmueble tomado ilegalmente sirve como plataforma para entrar en una sede policial de la Guardia Urbana sin pasar los controles y para insultar y amenazas a los efectivos policiales que están destinados en ella.

Según una denuncia hecha pública hoy lunes por CSIF, el edificio situado en la calle Unió número 7 tiene acceso directo a la comisaría de la Urbana de Barcelona de Las Ramblas. La okupa alberga a menores extranjeros no acompañados (MENA), personas con antecedentes policiales del barrio del Raval o antisistema, según el sindicato policial. Más importante que la configuración de los okupantes son sus actividades. "Algunas de las personas han originado ya diferentes actos de provocación y hostilidad hacia los policías tales como insultos, amenazas y algún lanzamiento de objetos", agrega el sindicato.

Se 'cuelan' en la comisaría

Según el comunicado de la representación de la parte social esta situación "se agrava aún más al estar ubicada la salida de emergencia de este bloque okupado en el muro de la parte colindante al aparcamiento y de la cual algún morador okupa ha hecho uso indebido, llegando a saltar y merodear por las instalaciones policiales". Ello es grave, en opinión de CSIF, por dos hechos. Por un lado porque estas personas "tratan a diario [con los policías] ya sea por infracciones penales o administrativas".

Por el otro porque "nos encontramos en nivel alerta 4 antiterrorista" en España. "La inseguridad que puede generar un bloque okupado a escasos metros de dependencias policiales, desde donde se puede acceder a la misma, y desde se donde se tiene una visual de toda la actividad policial diaria, es exponcial".

"Prioridad a solucionar"

Todo ello constituyen razones poderosas para que este asunto "sea una prioridad a solucionar", según el sindicato. "Recordar, para más preocupación de todos, aquella casa okupada en Alcanar donde los terroristas [Las Ramblas] fabricaban explosivos para atentar sobre diferentes puntos de nuestro territorio", ha agregado CSIF.

Este último problema se agrega a otros focos de inseguridad que han explotado en diversos barrios de la Ciudad Condal recientemente. Destacan, entre otros, la plaza de Sant Pau del Camp del Raval, donde moran menores extranjeros no acompañados (MENA) a los que ninguna administración atiende, o la Barceloneta, donde los clanes de la droga se han instalado para repartir estupefacientes en trixie o tuctuc.