Okupas 'antiokupas', la nueva estrategia de los propietarios de pisos vacíos

Las inmobiliarias colocan 'vigilantes' en sus apartamentos en Barcelona con el objetivo de impedir okupaciones indeseadas

13.10.2017 00:00 h.
5 min
Calle Picalquers, en el barrio del Raval, imagen de archivo

Un nuevo suceso se ha vivido en la mañana del jueves en el barrio del Raval. Un episodio confuso --en el que unos drogadictos han intentado ingresar en la finca del número 3 de la calle Picalquers-- ha sacado a la luz un nuevo modo de evitar okupaciones. Una persona que afirma trabajar para la inmobiliaria Renta Corporación se ha presentado diciendo que los supuestos okupas del piso principal segunda eran en realidad designados por él.

Antonio trabaja en mantenimiento y seguridad de 14 fincas de Barcelona, cinco de ellas ubicadas en las calles Roig y Picalquers, en el Raval. En el caso de Picalquers 3, la inmobiliaria para la que trabaja tiene cuatro o cinco pisos. Allí --como en muchas otras propiedades-- ocurre que alguien deja el piso vacío y para evitar que sea okupado por desconocidos, Antonio escoge “una sola persona, con una mochila y pocas cosas”, para que duerma en el piso y haga las veces de vigilante. La persona designada no cobra, solo vigila a cambio de un lugar donde vivir, durante un tiempo indefinido.

A dedo

Consultado por el método de designación de los ocupantes, el vigilante del grupo inmobiliario indica que “está a la orden del día la cantidad de gente en la calle”, y no ofrece muchos más detalles. En el caso particular de Picalquers, Antonio asegura que conoce a la persona que ahora vive en el principal segunda. “Se trata de un transportista con el que hemos trabajado varias veces, dominicano. Él estaba viviendo en una habitación alquilada y le ofrecí entonces quedarse en el piso por dos, tres o cuatro meses, dependiendo de lo que tarde en alquilarse”.

Antonio asegura que la decisión de quién ocupará los apartamentos de la inmobiliaria es personal, pero la empresa lo respalda. “Ahora mismo tengo unas 10 o 12 personas que viven en diferentes pisos de Barcelona, no solo en el Raval”.

Historias cruzadas

Los sucesos de la mañana del jueves han sido extraños. Según el relato de los vecinos, los drogadictos que quisieron ingresar a la finca buscaban a alguien del principal segunda, y al no encontrarlos, han decidido huir. Esto ha puesto en alerta a los vecinos que han llamado a los Mossos.

Miguel, vecino de Picalquers 2, ha intervenido esta mañana en cuanto ha visto que había una situación extraña en la finca frente a la suya. Explica que él mismo ha hablado con uno de los jóvenes que estaba dentro del piso “okupado”, y asegura que no era una sola persona como había relatado Antonio, sino que eran unos cuantos.

Los Mossos d’Esquadra han intervenido tras la denuncia de los vecinos. “Los Mossos han subido al piso, se han fijado que los habitantes tenían llave y han asegurado que entonces no había tal okupación”, narra Miguel y puntualiza que los agentes no le han pedido a Antonio ningún tipo de documentación, a pesar de haberse manifestado como el responsable de la seguridad del edificio afectado. 

La más afectada

Adoración es una mujer mayor --prefiere que no se publique su edad-- y en la mañana del jueves ha sido la que peor lo ha pasado. “A las ocho de la mañana me han pedido que abra la puerta, dos personas muy colocadas y llamé a la policía, y cuando vieron que venían se fueron corriendo, pero antes se mearon en mi puerta. A la media hora han llegado los Mossos d’Esquadra, pero ellos dicen que no pueden hacer nada para evitar esto”.

La vecina asegura que tiene miedo, que ahora mismo siente que han afectado a su salud los episodios que se vienen sucediendo en el barrio. Lleva 60 años viviendo en el Raval, “me gusta salir, pero ahora tengo miedo de volver tarde por lo que pueda pasar”. 

¿Quiere hacer un comentario?