Menú Buscar
El consejero delegado de OHL, Juan Osuna, en una imagen de archivo / EFE

La Generalitat quita cinco residencias a OHL tras detectar un brote de sarna

El Govern no prorrogará la gestión a la UTE Ingesan-Aproseat y reforzará el personal de cuidado en los cinco centros

29.06.2017 14:50 h.
3 min

La Generalitat de Cataluña no prorrogará el contrato de gestión de cinco residencias de gente mayor de Barcelona a la unión temporal de empresas (UTE) Ingesan-Asproseat, una filial del grupo OHL. La decisión de la Consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias llega tras quejas de los familiares y después de detectarse un brote de sarna en una de ellas.

Segú ha indicado la consejera Dolors Bassa el jueves en el Parlamento catalán, el contrato con la concesionaria no se prorrogará por "dejadez y falta de personal" cuando venza a final de año. El departamento de la consellera de ERC ya prepara un concurso para encontrar a un nuevo gestor.

Dicha licitación incluirá nuevos parámetros de empleados por persona ingresada, que superarán a los actuales.

Refuerzo de personal

En el ínterin y mientras se da forma al nuevo pliego de condiciones, la Generalitat forzará al gestor a aumentar la plantilla con tres gerocultores por planta. Dicha medida será efectiva a partir de julio.

En paralelo, el Gobierno catalán ha anunciado más inspecciones, incluidas las nocturnas, y más esfuerzos para mantener un diálogo fluido con las familias de las 494 personas usuarias de estos centros.

Brote de sarna y denuncias

El anuncio de la consejera de Trabajo llega después de detectarse un brote de sarna en la residencia Molí-Via Favència a principios de semana, lo que provocó que Ingesan perdiera su gestión.

Además, familias de los residentes habían denunciado en repetidas ocasiones la falta de personal en los centros, que conllevaba, según ellos, el cuidado deficiente e incluso el "maltrato" de algunos mayores.

Previamente, las familias habían entregado 15.000 firmas al Gobierno quejándose de la situación de sus parientes.

"Desajuste de personal"

En un comunicado, la UTE Ingesan-Asproseat ha subrayado que las cinco residencias que perderá --Bertran i Oriola, Bon Pastor, Mossèn Vidal, Aunós y Alchemika-- han contabilizado 17 inspecciones de técnicos de Asuntos Sociales en cinco meses.

Todas las verificaciones, ha agregado la unión de empresas, concluyeron que "se cumplen los pliegos de condiciones de los contratos de gestión y se ajustan a los ratios establecidos, sin que haya ningún tipo de incumplimiento".

Con lo que respecta al número de empleados, la UTE ha recordado que ha manifestado de forma reiterada a la Consejería el "desajuste" entre la prestación contratada, recogida en los pliegos de condiciones de la adjudicación, y la necesidad real de las cinco residencias.