Menú Buscar
Espacio común de oficinas en 22@ en Barcelona / CG

La oficina tradicional agoniza con la llegada de los espacios compartidos

Spaces ha inaugurado en Barcelona su edificio destinado a empresas que apuestan por el cotrabajo; la ocupación del ‘coworking’ está al 100%

4 min

Siempre habrá oficinas, pero no como se conocían hasta ahora. Atrás han quedado los boxes individuales para dar paso a los grandes espacios compartidos, donde reina la interacción entre los trabajadores. Al menos esa es la tendencia que se quiere imponer desde Spaces, donde aseguran ser algo “más que un coworking”.

Las últimas cifras revelan que la contratación de oficinas en Barcelona en el último trimestre ha descendido un 56%,. Así lo revela un estudio de la consultora inmobiliaria Cushman & Wakefield. Entre las contrataciones, el 9% pertenecen a espacios de cotrabajo, una tendencia que en Madrid lleva consolidada tiempo atrás, incluso Spaces ha abierto primero en la capital española.

Una sala de reuniones de Spaces en Barcelona / CG

Una sala de reuniones de Spaces en Barcelona / CG

No solo para pymes

“La oficina convencional está agonizando”, sentencia Philippe Jiménez, el director de Spaces en España. Agrega que aunque las grandes empresas siempre tendrán sus headquarters, se reducirán cada vez más, “porque la gente utiliza el espacio que paga al 100%, solo un 40%, el resto de tiempo están en viajes o reuniones”.

Un sillón en el espacio compartido de Spaces en el 22@ de Barcelona / CG

Un sillón en el espacio compartido de Spaces en el 22@ de Barcelona / CG

El aprovechamiento del espacio es fundamental en la filosofía del cotrabajo. “El modelo de coworking puede aplicarse a cualquier empresa”, según Jiménez. Insiste en que en las oficinas de Spaces en Barcelona --inauguradas recientemente en el edificio 22@ de Poblenou-- se ha firmado contrato con una planta y media destinada a una gran empresa. “No solo hay pymes”, agrega.

Oficina propia por 350 euros

La agilidad, la comunidad, la tecnologías y el bajo coste son las características principales del nuevo espacio. Si se forma parte de Spaces, se pueden usar hasta 3.000 centros en todo el mundo.

En cuanto al coste, el área común --donde hay salas de reuniones, salas con boxes individuales para hablar por teléfono, comedor y mesas de futbolín o ping pong-- puede utilizarse por 129 euros al mes. Para equipos más grandes hay plantas con oficinas que pueden alquilarse desde 350 euros por persona, que incluyen todos los gastos y el acceso a todas las instalaciones. Además hay menús saludables por 10 euros.

Un 'box' cerrado e insonorizado de uso individual / CG

Un 'box' cerrado e insonorizado de uso individual / CG

Ideal para emprendedores

Sara Cerezo tiene una pequeña consultora llamada 3zero3. Junto a su socia Gema, llevan adelante el proyecto desde hace un año. “Para mí la calidad-precio es muy buena, yo antes trabajaba desde casa pero no me gustaba, y aquí pago 180 euros al mes y tengo un espacio compartido en una mesa, las 24 horas los siete días de la semana”, detalla Sara.

Lo que más le entusiasma a la emprendedora es la posibilidad de conectar con otras empresas y la tranquilidad del espacio: “podemos hacer reuniones con los clientes aquí. Siempre hay calma y música de fondo”. Aunque confiesa que de momento no han hecho clientes nuevos desde que está en Spaces --lleva dos meses allí instalada-- “hay muchas más posibilidades de hacer contactos aquí que en casa”.