Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Ocupada la sede de ERC en Barcelona para evitar un desahucio en Poble-sec

El Sindicat de Barri se concentra en el edificio de la calle Calabria para exigir paralizar el lanzamiento de tres jóvenes de un bloque allanado desde hace dos años

4 min

Activistas antidesahucios han entrado en la sede de ERC en Barcelona a primera hora de la mañana para exigir que se paralice el desalojo del Bloc Llavors. Se trata de un edificio situado en el barrio del el Poble-sec de Barcelona que fue allanado hace poco más de dos años y medio. Tras varios intentos de recuperar el inmueble, la comitiva judicial acompañada por los Mossos d'Esquadra han procedido a un nuevo desalojo. Esto ha generado tensión entre los activistas que lo intentan evitar y los agentes.

 

Lanzamiento de pintura a la línea policial en la calle Lleida / SINDICAT DE BARRI

Pesa una orden de desalojo en uno de los pisos del edificio situado en la calle Lleida. El desahucio se produce tras el acuerdo para iniciar la legislatura, hecho que también ha imprimido un carácter político a la actuación.

Pasadas las nueve de la mañana, se han desplazado hasta el inmueble varios diputados y pesos pesados de la CUP como Carles Riera, Eulàlia Reguant y Xavier Pellicer. Todo ello, en el primer día de Pere Aragonès como presidente de la Generalitat. Cabe recordar que los antisistema ya dejaron claro al republicano en su investidura que frenar la presencia policial en los lanzamientos era una de sus prioridades y que así constaba en el pacto entre ambos partidos. 

Integrantes de la CUP ante el cordón policial en la calle Lleida / CUP NACIONAL
Integrantes de la CUP ante el cordón policial en la calle Lleida / CUP NACIONAL

Ocupada sede de ERC

Los concentrados son integrantes del llamado Sindicat de Barri, una organización que promueve la ocupación con fines sociales y se opone a los lanzamientos que detecta, además de exigir que la vivienda de Barcelona recupere los precios competitivos. Han asegurado que la intervención de los antidisturbios en el desalojo supone "un incumplimiento del acuerdo de con la CUP" con el nuevo presidente catalán. 

Los activistas que han entrado en la sede central de ERC, situada en la calle Calàbria, afirman que "no se marcharán" hasta que no cese la intervención policial en el bloque ocupado. Es el Juzgado de Instrucción 54 de Barcelona el que ha ordenado en varias ocasiones el lanzamiento de los allanadores. Según los antidesahucios, cuentan con un informe que acredita que son personas que habitan allí están en una situación de riesgo de exclusión social. El magistrado que ha llevado el caso difiere en ese punto.

Cargas de Mossos

Los Mossos han cargado contra los concentrados que, pese a numerosos avisos, se han negado a retirarse del inmueble para permitir la entrada de la ejecutiva judicial. Decenas de personas han lazando pintura contra los agentes, que los han dispersado a golpe de porra.

Minutos antes de las diez de la mañana, el desahucio se ha ejecutado. La policía ha roto la cerradura del piso vacío y la comitiva judicial ya ha entregado las nuevas llaves a la propiedad, un fondo de inversión.