Menú Buscar
Una de las cremas solares denunciadas por la OCU aplicada en la piel de una persona / PIXABAY

La OCU se apunta a las 'fake news' con la denuncia a las cremas solares

La Agencia Española de Medicamentos asegura que los productos de protección son válidos para el uso después de la alarma social creada por la organización de consumidores

08.07.2019 19:35 h.
5 min

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) dio un grito de alarma que ha resultado ser falso. La denuncia pública que realizó contra marcas como Isdin y Babaria por un supuesto etiquetado incorrecto en varios productos ha acabado siendo rechazada por Sanidad. 

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), dependiente de este ministerio, ha concluido que tanto los estudios presentados por la OCU como los aportados por las dos empresas son válidos. Es decir, que las cremas solares que la organización tildaba de fraudulentas --Isdin Fotoprotector Pediatrics Transparent Spray SPF 50+ y Babaria Solar Infantil Spray Protector SPF 50+-- están correctamente etiquetadas y pueden usarse como lo que son: productos de máxima protección solar

Variaciones dentro de la ley

En la revisión efectuada por la agencia del Ministerio de Sanidad se ha comprobado que todos los ensayos presentados fueron llevados a cabo conforme a los métodos de referencia. Eso sí, el escrito oficial detalla que existe "cierta variabilidad en la metodología" que han utilizado los diferentes laboratorios. Hecho que "podría explicar los distintos resultados obtenidos", tal como apunta la Aemps.

Un detalle en el que la organización presidida por Miguel Martínez Cuadrado no pensó antes de crear una alarma social con productos cuyo fin último es proteger la piel ante los rayos UV del sol, cuya sobreexposición puede derivar, a largo plazo, en graves problemas de salud como el cáncer de piel. Además, ambas cremas solares están enfocadas a proteger a los más pequeños, de ahí su alta graduación.

No hay riesgo

A raíz de esto, la Aemps ha informado sobre la variabilidad al grupo de expertos que elabora la referencia del nivel de fotoprotección, así como de la posible influencia que podrían tener las nuevas presentaciones (esprái transparente o brumas) en los resultados de los ensayos. La idea es que los modos de evaluación sean estandarizados para que no vuelvan a darse este tipo de situaciones de alarma como la generada tras la denuncia de la OCU, aunque deja bien claro que el etiquetado "se corresponde" con el factor de protección indicado y que no existe riesgo para la piel con su uso, siempre que sea correcto.

"Tras la valoración de toda la información disponible y teniendo en cuenta que no se han recibido en el sistema español de cosmetovigilancia notificaciones de efectos graves no deseados de los productos mencionados, la Aemps considera que no hay evidencia de riesgo para la salud humana, siempre que los productos solares se utilicen de acuerdo al modo de empleo indicado en sus etiquetados", concluye el comunicado oficial de la agencia sanitaria.

La OCU insiste en la alarma

La reacción de la organización de consumidores ante el escrito dista de ser sosegada. En lugar de reconocer su precipitación en tildar de "inadecuado y peligroso" el producto de Isdin, la OCU ha preferido "criticar la decepcionante decisión de la Aemps" y acusarla de "dejar indefensos a los usuarios".

En opinión de esta organización, la resolución de Sanidad crea "desconcierto" e "indefensión" ya que "no aclara las cosas" y "cuestiona las normas" de nivelado de fotoprotección. "Lamentamos la postura de Aemps, que no defiende los derechos de los consumidores. Su resolución pone en entredicho la seguridad de todos los productos de protección solar, puesto que las mismas normas que cuestiona son las que utilizan todas las empresas del sector", apostilla en su web.