Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sala de una discoteca dedicada al ocio nocturno en Barcelona  / EP

El ocio nocturno se queja de que las ayudas del Govern cubren menos del 1% de sus pérdidas

Fecasarm asegura que el 30% de los locales no podrán acogerse a estas subvenciones

4 min

El ocio nocturno catalán no quiere que le den gato por liebre y considera que la línea de ayudas abierta por el Govern para tratar de paliar la crisis económica provocada por las restricciones no cubre las necesidades mínimas del sector. Dichas ayudas de la Generalitat, a las que se puede acoger la restauración desde este jueves, no cubren “ni un 1%” de las pérdidas que ha sufrido el sector durante los últimos ocho meses y medio, ha informado la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm) en un comunicado.

Fecasarm, además, alerta de que por esta razón por lo menos un 30% de los locales de ocio nocturno no accederán a estas subvenciones parciales promovidas desde el Departamento de Empresa y Conocimiento. La línea de ayudas está dotada con 10 millones de euros para locales de ocio nocturno y parques infantiles privados cerrados desde agosto por el Covid-19.

Más ayudas

La entidad confía de todo modos en que próximamente lleguen más ayudas y ha recordado que se trata de las primeras aprobadas para el sector cuando la restauración ya cuenta con dos líneas.

Fecasarm ha explicado que gran parte de los locales de ocio nocturno está a la espera de que la Generalitat les permita equipararse al resto de locales que tienen permiso para reabrir, aunque sea con restricciones horarias y de aforo.

Ampliación de horario

Reclama abrir hasta las once de la noche y hasta la una de la madrugada los fines de semana, con un horario especial la noche de Navidad y la de fin de año (hasta las dos de la madrugada), así como un toque de queda de la medianoche a las seis de la mañana entre semana, de las dos de la madrugada a las seis de la mañana los fines de semana, y de las tres de la madrugada a las seis de la mañana por Navidad y fin de año.

La Generalitat permite reabrir a desde el pasado lunes a los cines, teatros, salas de conciertos, que han permanecido cerrados en los últimos 40 días, dentro de las medidas de contención para frenar la propagación del coronavirus.

El lamento del sector

Joaquim Boadas, secretario general de Fecasarm, se queja de que “el sector del ocio nocturno sigue siendo el gran olvidado de esta pandemia pues, al parecer, a nadie le importa nada su futuro y no se está poniendo ningún esfuerzo eficiente para ayudar”.

Desde su punto de vista, si se les permitiese aplicar los tests rápidos de antígenos, “muchos locales podrían llegar a celebrar incluso la Nochevieja, con una prueba previa muy económica, fiable y con resultado en 15 minutos ofreciendo un entorno seguro a sus asistentes”. Boadas sin embargo lamenta que esto no tiene visos de llegar a producirse porque “no hay diálogo con Salud lo que demuestra que no existe ninguna voluntad política para hacerlo posible y el 80% de empresas de este sector están en quiebra, con unas pérdidas acumuladas de 3.300 millones de euros y a punto de tener que sacrificar más 30.000 puestos de trabajo directos más 10.000 indirectos”. “Y nadie está haciendo nada para evitarlo”, concluye.

Destacadas en Vida