Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una persona muestra el código QR de su pasaporte Covid para entrar a un local de ocio nocturno / Lorena Sopêna (EP)

El ocio nocturno pide que salir de fiesta sea una excepción del toque de queda

Fecasarm llevará este lunes al TSJC el recurso sobre el cierre de las discotecas y restaurantes impuestas por el Govern para salvar la noche de fin de año

4 min

El ocio nocturno pide un toque de queda flexibilizado. La Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm) presentará este lunes un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) contra el cierre de los establecimientos y las restricciones solicitadas por el Govern. Entre estas no estaría el fin del confinamiento de la una de la madrugada a las seis de la mañana.

El secretario general de Fecasarm, Joaquim Boadas, anuncia que pedirán “la suspensión de las medidas con carácter de urgencia”. No obstante, apunta que “esta petición no es incompatible con el mantenimiento del toque de queda, siempre que se prevea como excepción a la prohibición de movilidad nocturna el retorno al domicilio desde una actividad autorizada”. Es decir, que, tras acabar la fiesta, la cena o las copas, se pueda volver a casa de forma justificada a pesar de estar en horario de circulación restringida.

El recibo como salvoconducto

Para incluir estas salidas navideñas entre las excepciones de movilidad durante el toque de queda, debería existir un justificante, como salvoconducto. El ocio nocturno propone que el recibo o tique de compra --sea por entrada a un establecimiento o consumición-- haga las veces de credencial para volver a casa. El objetivo de la federación demandante es “intentar salvar la noche de fin de año”, con un porcentaje muy alto de reservas tanto en bares, restaurantes, discotecas y pubs.

Made with Flourish

“Queremos ser una actividad autorizada”, señala Boadas. El secretario general de Fecasarm propone la opción del recibo de compra para no instar al TSJC a tumbar el toque de queda, y tan solo “pedir la revisión”. Por el momento, esta es la opción que baraja la organización, a la espera de la decisión final de este lunes, que no pudo ser tomada el pasado viernes al ser un día inhábil a efectos judiciales.

Auge de botellones

Los sindicatos de diferentes cuerpos de policía de Cataluña apoyan la apertura del ocio nocturno para mantener la “convivencia y seguridad” en las calles de los grandes municipios. Esto se debe al más que probable auge de botellones en el territorio, situación que aceptó que sucedería la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, durante la rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo de esta semana.

Agentes de la Guardia Urbana durante una intervención en un botellón en Barcelona / EP
Agentes de la Guardia Urbana durante una intervención en un botellón en Barcelona / EP

“Las restricciones del Govern --en referencia al cierre y las limitaciones a los sectores afectados-- no traerán resultados positivos, como ya se vio en enero de este año. Parece que prefieran sacrificar actividades ante el ojo público sin pensar en que son contraproducentes”, asevera Boadas. El empresario recuerda, además, que los botellones masivos serán, muy probablemente, una tónica habitual estas navidades.

El ocio nocturno pide reabrir sin necesidad de acabar con el toque de queda. Tan solo demandan ser una excepción para evitar que las fiestas “deriven al ámbito ilegal”, en las calles o en viviendas particulares. “Con el ocio nocturno abierto se puede fomentar la vacunación e incitar a los que no se han puesto la inyección a que lo hagan, pero no se puede penalizar con estas medidas también a los que sí se han inmunizados”, sentencia Boadas.