Menú Buscar
Xavier Novell, obispo de Solsona, ha revelado que se cometieron abusos a niños en la diócesis / CG

Xavier, el obispo 'ultra' de Solsona que ha admitido abusos a niños en su iglesia

El religioso conservador, nacionalista catalán y machista prometió denunciar a la Fiscalía las agresiones sexuales a menores: no lo ha hecho

7 min

¿Quién es el obispo de Solsona? Xavier Novell ha pedido hoy perdón por abusos sexuales a ocho menores en su diócesis durante los años 50 y 70 por parte de dos presbíteros ya fallecidos. Novell prometió en febrero de este mismo año, cuando comenzó la investigación interna, ser implacable con las agresiones sexuales a niños. Avanzó que las llevaría a Fiscalía. No lo ha hecho, sino que solo ha pedido "perdón" y ha convocado una "jornada de penitencia".

Novell (Agramunt, 1969) copó los titulares al convertirse en el obispo español más joven, recibiendo la consagración episcopal en 2010 con 41 años. Tomó las riendas de la diócesis de Solsona, y fue aquel un hito al que le seguirían otros muchos en el capítulo más terrenal. Al año de ser ordenado, el sacerdote católico tildó de "provocación" la colocación en Barcelona de escultura dedicada a los gays que fueron víctimas de la represión durante el Franquismo. El cargo eclesiástico se mostró contrario a la ley del matrimonio igualitario y pidió al PP, entonces en el Gobierno, que endureciera la ley del aborto.

Independentista y ultraconservador...

No cejó Novell en su empeño de restaurar los valores tradicionales entre los fieles y los ciudadanos de a pie. En 2012, el también capellán de Su Santidad reprendió a tres chicas durante la ceremonia de confirmación por su forma de vestir, que encontraba provocativa. El mismo año abogó por hacer campaña por una "conducta de paz y moral" con respecto a la homosexualidad y pidió no demonizar a los curas que defendían las terapias de sanación del colectivo LGTBI. Al año siguiente, Novell expulsó a los no católicos de Cáritas Solsona y arremetió contra el cartel irónico del Carnaval, que lo comparaba con Superman.

En 2014 anunció que "iría a votar" en la pseudoconsulta del 9 de noviembre, provocando un cisma en la diócesis. Se significó Novell en favor del "derecho a decidir", un ejercicio que vio "superior a la Constitución española". Sus opiniones políticas continuaron. En las elecciones autonómicas del 27 de septiembre de 2015 pidió el voto para partidos independentistas catalanes en la glosa dominical, en la que anunció también que las campanas de su iglesia "doblarían por la libertad". En 2016, Novell llamó a los catalanes a "colaborar en la futura Constitución" de una hipotética República catalana en la hoja parroquial repartida el domingo.

...y obsesionado contra gays y lesbianas

Su caída en desgracia, también entre los independentistas, llegó en 2017. En mayo de aquel ejercicio, Xavier Novell vinculó la homosexualidad con la falta de la figura del padre. "En la cultura occidental la figura del padre estaría simbólicamente ausente, desviada, difuminada", argumentó. Condenaron aquellas palabras todos los partidos y también la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Solsona. El Observatorio contra la Homofobia (OCH) le denunció por posible incitación al odio. Tras ello y durante una ceremonia en Tàrrega (Lleida), el obispo de Solsona fue abucheado por un centenar de activistas feministas y LGTBI. El Ayuntamiento de Cervera, situado en la misma diócesis, le declaró persona non grata en el municipio.

Finalmente, Novell se disculpó en una carta abierta, aunque alertó de que él "seguiría presentando sin miedo su visión cristiana de la persona". Tras ello y mancillado por esta polémica, el también teólogo anunció que votaría en el referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre de 2017. A las pocas horas reiteró su compromiso con el "derecho a decidir" de Cataluña y, al mes siguiente, exigió la libertad de los Jordis. En 2018 ayunó los viernes por los presos del procés.

Investigación por abusos sexuales

En febrero de este año, el propio Xavier Novell anunció que su demarcación eclesiástica investigaría posibles casos de agresiones sexuales a menores. Avisó que se mostraría "implacable" si trascendían casos. Avanzó que trasladaría estos expedientes al ministerio público para dilucidar si se cometieron este tipo de delitos. Para ello, anunció que revisaría los expedientes de la diócesis desde 1930, formó un grupo de trabajo e incluso llegó a poner un teléfono móvil a disposición de los afectados.

En una carta pública [leer aquí] el religioso ha dado a conocer hoy las conclusiones de sus pesquisas. Admite "cuatro informaciones y tres murmuraciones" que se han investigado de forma "exhaustiva". El peinado ha concluido con el estudio de cuatro casos de abuso en la década de los 50 y los 70 del siglo pasado. Los habrían cometido presbíteros ya difuntos contra ocho menores de edad, de los cuales cinco aún están vivos. Según Novell, que ha "condenado" las agresiones sexuales, tres de los casos ya se han cerrado. No ha anunciado medidas legales en la justicia ordinaria, pese a que en febrero sí lo prometió.