Menú Buscar
'Nuggets' contaminados con madera / PERDUE FOODS

¿Por qué han retirado más de 30.000 kilos de 'nuggets' en Estados Unidos?

La empresa Perdue ha explicado que estos alimentos podrían estar contaminados con madera

3 min

La empresa procesadora de alimentos Perdue Foods ha anunciado la retirada de casi 31.000 kilos de nuggets que se produjeron en octubre de pasado año, ya que podrían estar contaminados con madera. Las quejas de algunos consumidores fueron las que activaron la voz de alarma en la compañía, obligándola a presentar esta drástica decisión antes de poner en peligro la salud de más personas con sus alimentos.

El Servicio de Inspección para la Seguridad de la Comida (FSIS), encargado de este tipo de cuestiones, también se ha posicionado al respecto exigiendo a Perdue la retirada inmediata de los procesados contaminados. “Los consumidores que han adquirido estos productos no deben consumirlos. Los productos se deben tirar o devolver al lugar donde se compraron”, han comentado desde el departamento. Por el momento, los detalles técnicos que han salido a la luz son que el producto, catalogado como SimplySmart Organics Gluten Free Chicken Nugget Products, fue producido el 25 de octubre de 2018 y que presenta el código de barras UPC 72745-80656.

Retirada como medida de precaución

Tal y como ha confirmado el FSIS, las quejas recibidas por el momento no han determinado reacciones adversas ni otros factores de riesgo, pero es necesario evitar que esto pueda llegar a ocurrir, por lo que desde la dirección de Perdue Foods ya han dado luz verde a la retirada del producto como medida de precaución. “Después de una investigación exhaustiva, creemos firmemente que esto es un incidente aislado, ya que sólo una cantidad mínima de estos paquetes tiene el potencial de contener pedazos de madera”, ha señalado Jeff Shaw, vicepresidente de control de calidad de la compañía.

Además de este comunicado, en la web oficial de Perdue Foods han hecho saber a los consumidores que retirarán el producto en cooperación con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Se ha contabilizado que el número de bolsas requisadas y por tanto, con posibilidad de estar contaminadas, es de casi 50.000.