Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen virtual del pabellón olímpico de Tarragona.

Nuevo mazazo para los Juegos del Mediterráneo: Copisa también renuncia al pabellón olímpico

Se trata de la segunda adjudicataria de las obras que rechaza construir el proyecto estrella del evento por “inviable”

M. J. C.
2 min

Los Juegos del Mediterráneo están en peligro. La empresa adjudicataria de las obras del Palacio de Deportes de Tarragona, el proyecto estrella del evento, ha renunciado al considerar que con el presupuesto --8.062.331,36 euros—y el plazo asignado --12 meses-- es imposible realizar los trabajos.

Se trata de la segunda UTE de empresas que rechaza el proyecto en apenas un mes. En febrero, las empresas García Riera, Dragados y Rubau renunciaron por considerar el proyecto “inviable económicamente”, por lo que, el pasado 11 de marzo, la Generalitat adjudicó de urgencia la obra a la segunda UTE clasificada en el concurso, integrada por Calaf SAU & Copisa Constructora Pirenaica, SA. El Ayuntamiento de Tarragona y el Gobierno catalán decidierán después de Semana Santa cómo desencallar el proyecto.

Carrera contrareloj

La situación comienza a ser dramática, pues está previsto que los Juegos se celebren  del 30 de junio al 9 de julio de 2017 en Tarragona. “En Almería, hubo obras que se terminaron un mes antes de que se celebraron los Juegos, no hemos perdido la esperanza”, explican fuentes municipales.

Sin embargo, el tiempo corre y, tal como publicó Crónica Global, el alcalde de Tarragona, Josep Félix Ballesteros, ha intensificado en las últimas semanas los contactos para conseguir que el Gobierno español pague el dinero comprometido para financiar los Juegos. El resto de administraciones --Generalitat, las diputaciones de Barcelona y Tarragona, y el Ayuntamiento han hecho ya efectivos los pagos--.

Menos recursos

El Estado aprobó en 2013 la concesión de beneficios fiscales a empresas patrocinadoras de los Juegos por un total de 27 millones de euros, pero la crisis económica disminuyó las expectativas, y esta cifra ha quedado reducida a la mitad.

El ayuntamiento confía en que el Estado pague, no obstante, esa diferencia, es decir, unos 14 millones. Sin embargo, el Consejo Superior de Deportes (CSD) afirma que el único dinero comprometido son los 3,4 millones de euros incluidos en el convenio firmado en octubre del año pasado.

Destacadas en Vida