Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Varias personas participan en un botellón en Barcelona, como ha ocurrido este fin de semana / EFE

Una nueva noche de botellones en Barcelona se salda con 15 detenidos

El inicio de la fiesta mayor de Sarrià atrajo a cientos de personas, lo que terminó en disturbios después que la policía desalojara la zona e hiciera detenciones por robos y desórdenes públicos

3 min

A pesar de las impactantes imágenes y los numerosos disturbios del fin de semana pasado en Barcelona con motivo de las fiestas de La Mercè, los botellones y altercados no cesan en la ciudad. Cientos de personas se han reunido esta pasada noche para consumir alcohol y escuchar música en la zona de la playa y, sobre todo, en el barrio de Sarrià, que celebra estos días la fiesta mayor.

Según ha informado la Guardia Urbana, la programación se ha desarrollado con normalidad hasta las 1.30 horas de la madrugada. A partir de entonces, los cuerpos policiales han tenido que intervenir por varios robos violentos y algunas peleas que se registraron en el barrio, principalmente en la calle Major, la plaza Consell de la Vila y la plaza Cirici Pellicer de Sarrià. Estas estaban protagonizadas por grupos de entre 10 y 15 jóvenes de origen magrebí.

Lanzamiento de objetos contra los agentes

Agentes de la Urbana habían preparado un dispositivo de seguridad preventivo junto a los Mossos d’Esquadra, el cual permitió la detención de 15 personas ­–ocho en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi y siete en otros puntos del centro de Barcelona–, dos de los cuales tienen 29 antecedentes.

Ante la presencia policial para reestablecer el orden y desalojar a la multitud, algunos de los presentes les lanzaron objetos contundentes. Así lo ha informado la policía catalana a través de un comunicado, en el que sostiene que realizaron estos actos para “generar confusión entre los concentrados e intentar cometer delitos”. Por ello, se ha abierto una investigación para tratar de identificar, localizar y detener a dichas personas.

Varios heridos leves

Sobre las tres de la madrugada, agentes de orden público iniciaron el desalojo de los espacios en los que se encontraba una mayor concentración de gente que hacía botellón y en los que se habían iniciado algunos altercados. Algunos de los sospechosos de cometer dichos conflictos delictivos ya han sido identificados. Ante todo lo acontecido, esta noche se mantendrá el dispositivo policial de Mossos y Guardia Urbana, que irán de paisano para identificar a más delincuentes y evitar nuevos incidentes.

La noche del viernes terminó con dos agentes y cuatro asistentes heridos, todos de forma leve. Según ha informado el Servicio de Emergencias Médicas (SEM), ayer atendieron a cuatro personas, de las cuales tres fueron dadas de alta in situ, mientras que la otra tuvo que ser trasladada al Hospital Clínic.