Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Giorgi Nozadze, refugiado georgiano que emigró a Ucrania y posteriormente a España / LENA PRIETO (CG)

Nozadze, refugiado georgiano: “Putin es el nuevo Stalin, si cae Kiev, luego vendrá a por Georgia”

Residente en Barcelona, vivió la guerra entre Rusia y su país en 2008, participó en la campaña del presidente Saakashvili antes de huir a Ucrania y luchar por el cambio eslavo en el Euromaidán

13 min

Giorgi Nozadze acaba de perder el status de refugiado después de tres años en Barcelona​. No es ucraniano, ni ruso, ni tan siquiera bielorruso. Es georgiano. Este pequeño país del Cáucaso que sufrió la guerra contra Rusia en 2008, con una analogía a la que ahora se vive en Ucrania que, a veces, resulta alarmante tan solo 14 años más tarde. Es uno de los organizadores de las manifestaciones de la comunidad eslava en Cataluña y apoya firmemente al presidente Volódimir Zelenski. Líder electo y atrincherado en Kiev, fruto del Euromaidán o revolución paneuropea de 2013-2014, en la que Nozadze participó.

No es de extrañar, con su férrea posición europeísta, que formara parte del equipo y partido de Míkheil Saakashvili, presidente de Georgia de 2004 a 2007 y, de nuevo, de 2008 a 2013. El promotor de la Revolución de las Rosas en este diminuto país del Cáucaso derribó al dirigente proruso y continuista de la era soviética Eduard Shewardnadze, y luchó con los tanques regidos por el exlíder Dimitri Medvédev, bajo la sombra de Vladímir Putin, a las puertas de la capital: Tbilisi-Tíflis.

Similitudes entre Ucrania y Georgia

Antes de iniciar la rueda de preguntas a Nozadze, bajo una visión meramente histórica, política y social desde Cataluña, es altamente recomendable resumir estas semejanzas entre el conflicto bélico de 2008 y el que se está produciendo actualmente, ambos con Rusia. Georgia celebró en 2008 un referéndum para entrar en la OTAN, avalado por el 56,19% de los votantes y con el 77% de participación. Poco después, el Kremlin reconoció la independencia de las regiones georgianas bajo protectorado ruso, Abjasia y Osetia del Sur. Esto desencadenó una crisis diplomática que, con la respuesta de las tropas de Saakashvili para “restablecer el orden constitucional” en estos dos territorios, acabó en una cruda guerra en la que fueron bombardeadas ciudades y los tanques rusos asediaron Tbilisi durante días.

Putin ha ejecutado una maniobra similar en Ucrania, con el reconocimiento de independencia previo de las regiones de Donetsk y Lugansk, que ha acabado con la incursión de la legión rusa hasta la capital ucraniana, Kiev. Nozadze cree en estas coincidencias y modus operandi del Kremlin. Aunque pudiera tratarse de una mera casualidad, lo cierto es que algo rechinó en esta expansión postsoviética en 2008 y ahora ha vuelto a salir a la luz.

El interés en Georgia, además de la guerra en Ucrania, reside en estos momentos en las semejanzas de escenarios 14 años después y en la solicitud oficial de entrada del pequeño país del Cáucaso a la Unión Europea (UE), tras la gira en Francia y Bélgica de la presidenta del país, Salomé Zourabichvili. El refugiado georgiano, Giorgi Nozadze, residente en Barcelona, que huyó a Kiev tras finalizar la presidencia de Saakashvili, habla con Crónica Global sin tapujos sobre lo que ocurrió entonces y lo que sucede estos días en el segundo país más extenso de Europa.

--Pregunta: ¿Por qué huyó de Georgia?

--Respuesta: Había participado activamente y estaba en el partido del presidente Míkheil Saakashvili. En 2013, cuando perdimos las elecciones y entró en el gobierno Georgian Dream, comenzaron las presiones a los que lo apoyamos, con un acercamiento a Rusia y me vi obligado a salir del país.

--P: ¿Dónde fue entonces?

--R: Volé a Ucrania. Concretamente a Kiev. Viví allí cinco años, de 2013 a 2018.

--Llegó justo antes del Euromaidán.

--Y participé en él. Luchábamos en Ucrania, como hicimos antes en Georgia, por lograr un gobierno más democrático, alejado de la esfera del Kremlin. Hubo disturbios, me apuñalaron y mataron a un buen amigo georgiano en la revolución.

Giorgi Nozadze, refugiado georgiano que emigró a Ucrania y posteriormente a España / LENA PRIETO (CG)
Giorgi Nozadze, refugiado georgiano que emigró a Ucrania y posteriormente a España / LENA PRIETO (CG)

--¿Valió la pena?

--Desde luego. Todo cambió. Derrocamos al presidente soviético ucraniano Víktor Yanukóvich. Aunque fue un infierno, en la calle a 30 grados bajo cero.

--¿Podríamos decir que cayó, según explica, un oligarca del Kremlin?

--Sí. Aunque sigue habiendo oligarcas en Ucrania, pero los más cercanos a Putin ya hace tiempo que salieron del país.

--El 7 de junio ganó las elecciones Petró Poroshenko.

--Era también un oligarca, pero proeuropeo. Poroshenko no dejaba de ser un magnate del chocolate con intereses y negocios en Rusia. Estaba atado entre Europa y el Kremlin. Pero quería acercarse a la Unión Europea. Aunque el gobierno de Zelenski es mucho más europeísta.

--¿Qué opina de Volodímir Zelenski?

--Ahora mismo solo puedo decir tres palabras de Zelenski: es un valiente. Hoy es un héroe, que resiste en Kiev la invasión rusa.

--Usted ha vivido la guerra entre Rusia y Georgia en 2008, el Euromaidán y conoce bien Ucrania. ¿Cree que aguantará el pueblo ucraniano el ataque ruso?

--Conozco bien a los ucranianos, son gente muy valiente y decidida. No es tan fácil ocupar Ucrania, estoy seguro de que no perderán contra Putin. Nunca volverán a renovar la URSS.

--Parece que el temor a volver a la Unión Soviética está presente en las repúblicas que se independizaron en 1991…

--Preferimos morir luchando antes que volver a ser soviéticos.

--Entonces, si Kiev…

--Si Vladímir Putin toma Kiev, que espero, creo y deseo que no, después vendrá a por Georgia. Quiere recuperar el imperio perdido en 1991, cuando se desintegró la URSS. Es el segundo y nuevo Iósif Stalin. Si nadie le para los pies poco a poco irá recuperando territorio… hacia Lituania, Letonia y Estonia y, estoy seguro, hacia Georgia.

Giorgi Nozadze, refugiado georgiano que emigró a Ucrania y posteriormente a España / LENA PRIETO (CG)
Giorgi Nozadze, refugiado georgiano que emigró a Ucrania y posteriormente a España / LENA PRIETO (CG)

--¿Encuentra parecidos razonables entre la guerra de Georgia en 2008 y la de ahora en Ucrania?

--Está pasando lo mismo que sucedió hace 14 años en mi país. La diferencia es que entonces nadie nos hizo caso, no podían imaginar que Rusia pudiera atacarnos y no nos creyeron cuando Saakashvili llamó a los líderes occidentales. Ahora sí saben de lo que es capaz el Kremlin.

--Entonces es diferente, al final…

--El apoyo militar que tiene ahora Ucrania, Georgia no lo tuvo. Durante cinco días tan solo el ejército georgiano protegió a Tbilisi de la ocupación rusa. Nadie nos ayudó. Occidente aceptó que había una guerra cuando los tanques rusos estaban a las puertas de la capital.

--Pero sí hubo mediación internacional.

--Al final, el presidente estadounidense George W. Bush envió sus aeronaves militares al Mar Negro. En un principio era material sanitario y humanitario, pero… Rusia se retiró. Influyó mucho, también, la mediación del presidente francés Nicolas Sarkozy y el polaco Lech Kaczynski en el conflicto. Ganamos.

--Entiendo que, como ahora, en ese escenario también hubo un gran número de refugiados.

--Muchos. Pero a diferencia de Ucrania no teníamos las fronteras de la Unión Europea cerca y solo podíamos salir en avión para escapar a Europa. Para volar, en el aeropuerto, nos pedían la visa y tardaba dos meses en ser aprobada…

--¿Dónde fueron entonces los refugiados de la guerra rusogeorgiana?

--A Turquía, Azerbayan y Ucrania. De hecho, en este último país existía una gran comunidad georgiana, y el expresidente Saakashvili fue el gobernador del óblast de Odesa de 2015 a 2016.

--Usted huyó de Georgia a Kiev y luego de Ucrania a España…

--Las presiones en 2018 --poco antes de que Poroshenko perdiera contra Zelenski en las elecciones presidenciales-- aumentaron en Ucrania. Me obligaron a irme y acabé en Cataluña.

--¿Pidió entonces el status de refugiado?

--Exacto. Y hasta hace poco, durante más de tres años he sido refugiado provisional en España.

Giorgi Nozadze, refugiado georgiano que emigró a Ucrania y posteriormente a España / LENA PRIETO (CG)
Giorgi Nozadze, refugiado georgiano que emigró a Ucrania y posteriormente a España / LENA PRIETO (CG)

--Usted apoyó y trabajó el partido de Saakashvili, que es lo que le llevó a abandonar Georgia y posteriormente Ucrania.

--Sí. De hecho, Saakashvili era un presidente muy valiente, proeuropeo, primero de todo, y mucho más occidental que otros políticos que hay ahora en Georgia. Además, era duro en sus respuestas a Rusia.

--Ahora está en prisión acusado de abuso de poder por el actual gobierno georgiano.

--Sí. Ahora ha empezado su segunda huelga de hambre para protestar por su situación. Creo que la UE no verá con buenos ojos esto al final, si Georgia entra como estado miembro… Saakashvili es el prisionero particular de Vladímir Putin. Es la tarea que el Kremlin ha encomendado al gobierno georgiano.

--Contrasta esa opinión prorrusa de Georgia, con la integración que hace unos días pidió a la UE.

--En Georgia hay dos tipos de gobierno ahora mismo: el presidente y el equipo de Georgian Dream. Salomé Zourabichvili, la presidenta, es proeuropea, e Irakli Garibashvili está controlado por el oligarca prorruso de mí país.

--¿Todavía tiene el Kremlin un oligarca afín en Georgia?

--Bidzina Ivanishvili. Él colocó ahí a Irakli como primer ministro.

--Pero, entonces, en su opinión, ¿el gobierno georgiano hacia dónde mira, usted que estuvo en política en el país?

--Parecen uno solo. Pero juegan dos juegos. Irakli dice directamente que no puede apoyar a Ucrania, mientras Salomé pide la entrada a la Unión Europea.

--Con una visión europea, y más afín a los ideales que usted defendió en Georgia y Ucrania en su día, ¿cree que podrá volver a su país pronto?

--[Pausa] Con la presidenta Salomé podemos hablar, creció en Europa y fue diplomática, pero con Irakli no.