Menú Buscar
Playa de la Barceloneta en plena ola de calor en Barcelona / EFE

Las noches tropicales de Barcelona provocan un aumento de la mortalidad

Una investigación se ha centrado en el estudio de nuevos índices bio-meteorológicos que indican una relación entre altas temperaturas y riesgos respiratorios o cardovasculares

3 min

Las altas temperaturas de la época estival suponen un factor de riesgo para la salud que es importante tener muy en cuenta. Precisamente con este propósito, ahora un estudio llevado a cabo por la Universidad de Santiago de Compostela, ha tratado de incidir en nuevos índices bio-meteorológicos que permitan dar una respuesta a los problemas para la salud que se derivan por las variaciones de temperatura producidas a lo largo de una jornada de verano, especialmente en las noches.

En concreto, el estudio se ha centrado en estudiar el entorno de Barcelona, utilizando para ello, datos horarios de temperaturas registrados en la ciudad entre los años 2003 y 2013, con el fin de valorar dos factores concretos. Por un lado la intensidad de las temperaturas alcanzadas, y por otro lado, la duración --número de horas que superan los 23º--, durante la noche.

Sobre el proceso llevado a cabo por este estudio ha hablado Dominic Royé, investigador de la Universidad de Santiago de Compostela y autor principal a cargo de la investigación: “En general, en un sentido clásico, las noches tropicales son aquellas en las que su temperatura mínima no baja de los 20ºC, pero en este trabajo se establece un umbral relativo de 23ºC, lo que permite tener en cuenta la aclimatación de la población a las temperaturas de Barcelona”.

Conclusiones del estudio

Los resultados de la investigación determinaron unos datos poco alentadores según han podido comentar los investigadores. En concreto se observó que los índices de muerte por causa natural han aumentado en un 1,1% por cada 10% de las noches en las que se superan los 23ºC, y hasta un 9,2% en las noches --aunque no sea muy frecuente-- en las que no se baja de la temperatura base del estudio.

Los efectos de la mortalidad producidos por las altas temperaturas se han podido estudiar además en otros ámbitos, como por ejemplo en causas cardiovasculares, registrando unos porcentajes similares, y en la mortalidad por problemas respiratorios, para los que los porcentajes de fallecidos son todavía mayores. 

Ante tales noticias, el autor del estudio ha explicado que los resultados de la capital catalana no se pueden extrapolar ya que varían las condiciones climáticas con respecto otros lugares pero asegura que "no hay duda de que en muchas áreas urbanas también existen riesgos por noches cálidas”.