Menú Buscar
Una mujer embarazada.

¿Niño o niña? Las diferencias se observan en el cuerpo de la madre

La inflamación observada en las embarazadas de una niña podría explicar por qué las mujeres suelen experimentar más síntomas de algunas enfermedades como el asma cuando esperan una niña

3 min

Muchas mujeres dicen que su cuerpo reacciona diferente cuando están embarazadas en función de si esperan un niño o una niña, y hay algunos estudios que sugieren que el sexo del feto puede influir en muchos síntomas característicos de esta etapa, como la aparición de náuseas por la mañana o tener antojos. 

Ahora un estudio del Wexner Medical Center de la Universidad Estatal de Ohio (Estados Unidos) ha revelado que el sexo del bebé puede relacionarse con diferencias en la respuesta inmune de la madre durante el embarazo. 

En su trabajo, cuyos resultados publica la revista Brain, Behavior and Immunity, hicieron un seguimiento a 80 mujeres a lo largo de su embarazo para ver presentaban diferentes niveles de unos marcadores inmunes, las citoquinas, en función del sexo del feto. 

inflamación

Los análisis midieron el nivel de citoquinas en sangre y los niveles producidos por una muestra de células inmunes que fueron expuestos a bacterias en el laboratorio. Así, ha explicado Amanda Mitchell, principal investigadora de este trabajo, aunque las mujeres no mostraron diferencias en los niveles de citoquinas sanguíneas en función del sexo del bebé, si vieron que las células inmunes de quienes esperaban una niña producían más citoquinas proinflamatorias cuando están expuestas a bacterias. 

La inflamación es una parte crítica de la respuesta inmune y está implicada en la curación de heridas o en la respuesta ante virus, bacterias y enfermedades crónicas. Sin embargo, cuando la inflamación es excesiva resulta estresante para el cuerpo y puede contribuir a la aparición de algunos síntomas como dolor o fatiga. 

¿asma?

Aunque se necesita más investigación, este aumento de la inflamación observada en las mujeres embarazadas de una niña podría explicar por qué las mujeres suelen experimentar más síntomas de algunas enfermedades como el asma cuando esperan una niña. 

"Ayudará a las mujeres y sus obstetras si el sexo de su bebé puede afectar a cómo su organismo responderá ante posibles desafíos para su sistema inmune, e incluso si estas respuestas pueden afectar a la salud del feto", ha reconocido Mitchell.