Menú Buscar
Neus Català, la última catalana superviviente de los campos de exterminio nazis / CG

Neus Català, superviviente de campos nazis, tendrá calle en Tarragona

La última catalana que pudo contar su experiencia en los emplazamientos de exterminio del nazismo murió a los 103 años el 13 de abril de 2019

3 min

Neus Català, superviviente de campos nazis, tendrá finalmente calle en Tarragona. La última catalana que pudo contar su experiencia en los campos de exterminio del nazismo murió a los 103 años el 13 de abril de 2019 en su pueblo natal, Els Guiamets (Tarragona), tras una larga vida que no se vislumbraba cuando era víctima del campo de concentración nazi de Ravensbrück y testigo relevante de la parte más trágica de la historia contemporánea.

El Ayuntamiento de Tarragona da un paso así para cumplir con el compromiso de mantener viva su figura y con la finalidad de que el horror que vivió no caiga nunca en el olvido.

Dos mujeres más

Además de a Català, la ciudad también dedicará calles y plazas a dos mujeres más, Elisa Cardona y Pilar Pradells. El grupo municipal de ERC había presentado en el anterior mandato, liderado por el PSC, una moción, que salió adelante, para que se instalaran en Tarragona placas "Stolpersteine", adoquines en recuerdo de víctimas del nazismo.

La formación pedía que se dedicaran estos adoquines a las personas deportadas en los campos de concentración nazis, que hubieran nacido y fueran vecinas de Tarragona y que a la vez se elaborara un censo. Actualmente, el Archivo Histórico está elaborando un censo de tarraconenses deportados en los campos de concentración nazis en la Segunda Guerra Mundial y el listado ya cuenta con 35 personas.

Barcelona no concreta

Tras el fallecimiento de Neus Català el pasado mes de abril, la comunidad se ha volcó para rendirle homenaje y Barcelona propuso darle su nombre a un espacio público de la ciudad.

La comisión conjunta de la capital catalana aprobó entonces por unanimidad elevar a la Ponencia del Nomenclátor de las calles de Barcelona la propuesta de llamar "Neus Català" un lugar de la metrópoli. No se especificaba qué emplazamiento podría tomar este nombre, solo que podría ser una plaza, una calle o un parque, entre otras opciones. Pero la iniciativa aún no se ha concretado y el espacio para el recuerdo a Català sigue en el aire.