Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cigarrillos, los grandes portadores de nicotina, dentro de un cenicero / CG

Neumólogos de Barcelona descartan que la nicotina prevenga el contagio del coronavirus

Los expertos afirman que los datos que se han facilitado desde Francia son erróneos y que los fumadores corren más riesgo que nadie

3 min

No existen datos científicos, ni fiables ni contrastados que aseguren que el consumo de nicotina pueda tener efectos preventivos en el coronavirus. Así de tajante ha sido la respuesta de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) a la teoría que corre estos días de que la nicotina es capaz de dificultar el contagio del Covid-19.

Los neumólogos de la sociedad, con sede en Barcelona, rechazan esta idea después de que se haya conocido que un grupo de científicos franceses intenta comprobar su eficacia tras constatar, en un estudio previo de un hospital parisino, que la mayoría de los afectados por la enfermedad eran no fumadores.

Desmienten de forma tajante la teoría

Los expertos de Separ insisten en que no hay datos científicos fiables que corroboren que la nicotina contribuya a reducir la probabilidad de la infección y destacan que, por el contrario, sí hay "multitud" que demuestran que fumar facilita las infecciones respiratorias producidas tanto por virus como por bacterias.

En un comunicado, afirman que está demostrado que las infecciones por virus de la familia de los coronavirus son más frecuentes en los fumadores que en los no fumadores y que el acto de fumar cigarros implica llevar de forma repetitiva los dedos a la boca, cara y nariz. "Toda esta evidencia hace suponer que los fumadores de cigarrillos tienen un mayor riesgo de contagio que los no fumadores", remarcan.

Los verdaderos efectos del tabaco

El consumo de tabaco supone la introducción al organismo, a través de los pulmones, de más de 4.000 sustancias tóxicas. Entre ellas, la nicotina --la droga que causa la adicción--. Las sustancia oxidantes son otras de las principales causantes de las patologías pulmonares asociadas al consumo del tabaco, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la bronquitis crónica, el enfisema o la neumonía. 

Otras, los alquitranes y las nitrosaminas, son "responsables" de los tipos de cáncer que se asocian al tabaco: pulmón, orofaríngeo, laringe, esófago, páncreas, vejiga... Y, por su parte, el monóxido de carbono es el "principal responsable" de la patología cardiovascular asociada a su consumo.