Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un punto de vacunación contra el Covid-19 / EP

El negacionismo de los menores de 40 retrasa la inmunización ante el Covid

Salut redobla sus esfuerzos para vacunar al 80% de la población catalana de más de 12 años, incluso en los colectivos más reacios a la inoculación del antídoto frente a la enfermedad

5 min

El Departamento de Salud pretende administrar un millón de dosis entre los jóvenes de entre 12 y 40 años que aún no se han vacunado, la franja abierta con menos cobertura y la que más preocupa a los responsables sanitarios. Josep Maria Argimon, consejero de Salud, junto con Carmen Cabezas, secretaria de Salud Pública y Coral Fernández, adjunta a la dirección de la Dirección de Atención Primaria Costa Ponent del ICS, han alertado de que el perfil de los reacios a recibir el vial es el de personas “que no tienen miedo al virus, porque no han tenido casos grave cercanos” y no lo ven como un peligro real.

Durante el mes de setiembre Salut quiere administrar dos millones de dosis, con el objetivo de llegar al 80% de población inmunizada. Esta meta se ha fijado en un contexto en el que “no se llegará a la inmunidad de grupo”. Esta situación se debe a que los que no se vacunan para esperar a que llegue la inmunidad de rebaño y no sea necesario inocularse ellos son demasiados. Otro de los frentes es incrementar la protección en las embarazadas, dado que únicamente el 47,2% tiene la primera dosis y el 31,8% ha completado la pauta, cifras que van incrementando pero "aún pueden mejorar", ha señalado la secretaria de Salud Pública.

Posible explosión de contagios

En el grupo de edad de entre los 12 y 40 años un 67% de los ciudadanos tienen la primera dosis y únicamente el 55% la pauta completa, frente al 72,9% y 67% de toda Cataluña. A todos ellos se les quiere trasmitir la idea de que el Covid-19 "puede ser grave en todas las franjas y convertirse en una enfermedad persistente”, ha explicado Cabezas. En este sentido, las evidencias científicas demuestran que la enfermedad, como normal general, es más leve en la población menos envejecida, aunque se han registrado casos de personas sin patologías previas que han muerto debido a la infección.

La vuelta a la normalidad laboral y académica conlleva un aumento de las interacciones sociales, especialmente en la franja con menor cobertura vacunal, por lo que los responsables sanitarios temen una nueva explosión de casos que tensione los centros sanitarios y permita la irrupción de nuevas variantes del virus. En el caso de que Salut consiga su objetivo de inmunización, habrá un 20% de población con riesgo de sufrir la enfermedad con mayores complicaciones, dado que entre el 80% de inmunizados “podremos prevenir los casos graves y la muerte", ha detallado Argimon. Esta situación permitirá “recuperar las estrategias de rastreo para conseguir que el Covid-19 deje ser la enfermedad y pase a ser una de las enfermedades”.

Estrategias de persuasión

Cataluña ha recibido hasta el momento más de 12 millones de dosis, de las cuales 345.000 han llegado esta semana. Durante este verano se han realizado iniciativas múltiples para llegar a toda la población: vacunación sin cita, o campañas como La pandemia no fa vacances, entre otras, dirigidas a los mayores de 12 años, que se han distribuido en medios y continuarán en setiembre.

De la misma forma, en las próximas semanas se mandarán mensajes de texto y se realizarán dos llamadas a cada persona sin vacunar para tratar de persuadirla de la necesidad de inmunizarse. También se intensificarán los mensajes en redes sociales, por medio de la presentación de casos reales y testimonios de personas que han sufrido la enfermedad.