Menú Buscar
Velero navegando en el mar / UNSPLASH

Navegando en velero por Barcelona: el último baño del verano

Uno de los planes más atractivos para llevar a cabo en la Ciudad Condal en el fin de la época estival

Juan Antonio Marín
3 min

Una de las ventajas de la capital catalana es la infinidad de perspectivas que posee gracias a sus interesantes enclaves. La montaña del Tibidabo, los Bunkers del Carmel o el mar que la rodea son algunos de esos lugares idóneos para disfrutar de las mágicas vistas de Barcelona. Si se opta por el mar, el alquiler de un velero puede ser una de las actividades más interesantes.

Este paseo en barco puede ser una de las últimas oportunidades para pegarse un buen chapuzón. Uno de los veranos más calurosos de la historia está dando sus últimos coletazos y esta podría ser una forma magnífica de despedirlo. Con esta actividad, el baño puede complementarse con el aprendizaje de algunas técnicas de navegación por el mar.

Paseo por el puerto

Una de las opciones pasa por alquilar un velero. Hay compañías como la catalana Skyline Boats que cuenta con veleros con capacidad máxima para diez personas, siendo el lugar de salida y llegada el Puerto Olímpico de Barcelona. El barco se irá alejando de la costa para que los participantes puedan disfrutar de una perspectiva única de la Ciudad Condal.

La misma empresa pone a disposición del cliente varias formas de navegar. Además de la salida exclusiva en velero, se puede optar por una velada romántica mientras se surcan las aguas del mar Mediterráneo. Para clientes que prefieren el atardecer, se puede elegir un paseo para contemplar la puesta de sol en la costa barcelonesa.

Comida y botella de cava

Para aquellas personas que decidan decantarse por la salida romántica, Sailing Team es la opción más recomendable. Regala una botella de cava para darle un toque más especial a la experiencia. Con la salida exclusiva en velero, se pone a disposición un menú de tapas a bordo para picar algo mientras las personas se relajan con la brisa marina.

Otra de las opciones es la ruta Barcelona-Port Ginesa, un viaje de diez horas a través de la Costa de Garraf. Esta atrevida opción incluye baños en el mar y parada en la Marisquería Santos. El precio es de 900 euros por velero y se realizan salidas durante todo el día de manera ininterrumpida.

Destacadas en Vida