Menú Buscar
Mossos d'Esquadra realizando un registro, en una imagen de archivo.

¿Narcotraficante asesinado o narcotraficante huido?

El Cuerpo Nacional de Policía contradice a los Mossos y asegura que un delincuente desaparecido desde hace dos años tras ser imputado en el 'caso Macedonia' no ha sido asesinado sino que ha huido

6 min

Se llama Tarek Domínguez Mohamed. De profesión: narcotraficante. Vecino de Barcelona, padre de un niño e hijo de una traductora judicial de árabe.

A primera hora de la mañana del domingo 12 de enero de 2104 salió de casa vestido con chándal y unas zapatillas camino de una churrería cercana donde comprar el desayuno. En su casa se quedó su novia y sus enseres personales.

Tarek nunca más regresó.

Conocido traficante

Este hombre, conocido traficante de drogas, estaba imputado desde 2013 en el llamado caso Macedonia, una enmarañada trama de narcotráfico cuya investigación se inicio hace siete años.

El juez del caso le llamó a declarar como imputado. Pesaba sobre él una predecible prisión provisional pero Tarek Domínguez se agarró al flotador que le lanzó el propio juez y se prestó a colaborar con él. Su señoría, ávido de munición incriminatoria, le mantuvo la imputación pero le perdonó la preventiva.

Enemigos hasta en el infierno

Desde entonces, Tarek se hizo enemigos en todos los frentes. Por un lado, estaba imputado, aunque con paños calientes, en un juzgado. Por otro trascendió (o se filtró a los medios) que había colaborado con la justicia, cosa que le puso en el punto de mira de otros narcos.

Y además, la policía ha acreditado que Tarek, por aquel entonces, estaba frontalmente enfrentado a una potente banda de traficantes de hachís.

El juez se pone a investigar

La madre y la novia pensaron lo peor. Denunciaron su desaparición ante los Mossos d'Esquadra. El caso llegó a manos del juez instructor número 17 de Barcelona. El juez y el fiscal también pensaron lo peor.

Durante dos años y medio se ha llevado a cabo una investigación bajo secreto sumarial para tratar de saber qué ocurrió aquel 12 de enero de 2014 y qué ha sido de ese hombre.

Muerto, degollado

Al cabo de unos meses, el grupo de desaparecidos de los Mossos d'Esquadra concluyó que Tarek Domínguez Mohamed estaba muerto. Le dispararon en la cabeza con una pistola, posteriormente le degollaron y más tarde le trocearon para hacer desaparecer el cadáver.

Un testigo protegido aporta esa versión a los Mossos. Dicen que le dijeron cómo, quién y cuándo mataron a Tarek. El testigo protegido dice que fue una venganza de un clan criminal rival que le debía 200.000 euros a Domínguez por un porte de hachís introducido en Barcelona. Tarek, que reclamaba su parte impagada, se había quedado el piso en la costa y los coches del capo de la banda rival.

Un sicario contratado por 20.000 euros asesinó a Tarek. Eso, y otras pruebas aportadas por los Mossos, hicieron creer a los investigadores que a Tarek le habían asesinado.

Más pruebas

El informe de la policía autonómica concluye que "el nulo contacto del desaparecido con su familia, la inexistencia de movimientos en su esfera patrimonial, la pérdida de actividad telefónica y la ausencia de causa aparente que justifique su desaparición, justifican la tesis (junto a la declaración del testigo) de que Tarek Domínguez Mohamed está muerto".

El informe de los Mossos recoge incluso la lista en la que aparece el nombre y apellidos de los dos inductores, del autor material (apodado 'Lucas' y que iba alardeando de llevar el reloj marca Rolex de Tarek), un cómplice y un encubridor, papel que precisamente se confiere al testigo protegido.

No se creen a los Mossos

Pero el fiscal, a pesar de la rotundidad de las afirmaciones de los Mossos, no ha creído esa versión. Y no lo ha hecho porque el juez, paralelamente a la investigación de la policía autonómica, puso a trabajar en el asunto al Cuerpo Nacional de Policía, en una decisión sin demasiados precedentes en el proceder judicial.

Los policías nacionales, al contario del criterio de los Mossos, creen que el desaparecido ha huido. Dicen que se le ha localizado el Londres.

¿Estuvo en Londres?

"Se ha identificado en tres ocasiones durante 2014. En primer lugar, durante el mes de marzo y en el Hotel Hilton. En segundo lugar, en un control en la vía pública, y en fecha 24 del XI de 2014, otra vez en el Hotel Hilton. La habitación la paga un ciudadano ruso llamado Ivan Kuznetsov". Así versa el informe 1.571 del CNP entregado en el juzgado el día 10 de marzo de 2016.

Otras pruebas

El informe añade que la novia de Domínguez visitó Londres en días inmediatamente anteriores. El CNP recuerda que Tarek Domínguez estaba imputado en una causa penal y que el testigo protegido que esgrimen los mossos no es testigo directo de los hechos.

Juez y fiscal se decantan por la versión del Cuerpo Nacional de Policía.

El magistrado ha dictado orden internacional de localización de este traficante de drogas.