Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una de las plantaciones de marihuana de los 'narcos' holandeses / POLICÍA NACIONAL

Desmantelada una banda de narcos holandeses que cultivaban marihuana en Barcelona

Un despliegue de 300 agentes para realizar más de 60 registros en España, Países Bajos y Bélgica

4 min

Agentes de la Policía Nacional se han incautado de dos toneladas de marihuana y han desarticulado la banda neerlandesa que la suministraba, tras instalar sus cultivos en Barcelona. Es el resultado de una operación conjunta con las autoridades belgas y de Países Bajos, en la que han participado 300 efectivos, y que se ha saldado con 19 arrestos; 14 de ellos en España.

 

La policía se incauta de dos toneladas de marihuana / POLICÍA NACIONAL

La organización la lideraban ciudadanos neerlandeses, mientras que unos albaneses se encargaban de cultivar la la marihuana y varios españoles se ocupaban de la logística. Así instalaban las plantaciones en viviendas o naves de difícil acceso, siempre alejadas de los núcleos de población para pasar desapercibidas. Para suministrar electricidad se enganchaban al cableado, por lo que también se les acusa de defraudación de fluido eléctrico, por valor de 1,5 millones de euros.

Barcelona, punto neurálgico

La investigación arrancó cuando la policía detectó a un grupo de narcotraficantes que actuaba en España, Bélgica y Países Bajos, siendo el primer territorio el punto neurálgico de la organización. Era un hombre español quien localizaba y acondicionaba las viviendas para la banda en nuestro país. A su vez, ciudadanos extranjeros las alquilaban, y allí desplegaban los cultivos de marihuana.

Agentes de la Policía durante la operación contra los 'narcos' holandeses / POLICÍA NACIONAL
Agentes de la Policía durante la operación contra los narcos holandeses / POLICÍA NACIONAL

Cuando la droga crecía ya a pleno rendimiento, la rama albanesa realizaba labores de control en los domicilios para "fiscalizar su evolución", ha detallado el cuerpo. Una vez recogida la cosecha, la transportaban --vía terrestre-- a los Países Bajos; motivo por el que habían elegido Barcelona y sus alrededores "como punto neurálgico".

Detenciones en tres países

Avanzadas las pesquisas, los agentes localizaron a los líderes de la organización en la capital catalana, cuando se reunieron con su hombre de confianza, el jefe de los albaneses. Tras el encuentro, el cabecilla se desplazó a varios pisos para supervisar las plantaciones de marihuana, tras lo que regresó a Países Bajos.

Una vez pisó suelo holandés, la policía decidió explotar la operación simultánea en los tres países. En total, arrestaron a 14 personas en España, cuatro en Holanda y una en Bélgica. Durante los 63 registros, los efectivos se incautaron de 34.000 plantas de marihuana con un peso aproximado de dos toneladas, 467 kilos de cáñamo, más de un kilo de speed, 20.000 euros en efectivo, 14 vehículos y un arma corta.