Menú Buscar
Desalojo de un narcopiso en el barrio del Raval de Barcelona / GU

Piden siete años para los 'gestores' de un narcopiso en el Raval

Los tres presuntos 'narcos' van a juicio el lunes acusados de delitos contra la salud pública y tenencia de armas, ya que tenían revólveres

09.09.2018 17:36 h.
3 min

Siete años y medio de cárcel. Esta es la petición fiscal para tres narcos que, presuntamente, operaban un narcopiso en el barrio dle Raval de Barcelona. Están acusados de delitos contra la salud pública y de tenencia ilícita de armas, pues la policía halló dos revólveres cuando los desalojó.

El trío de presuntos traficantes subirán al estrado de la sección sexta de la Audiencia Provincial de Barcelona el lunes. Se les acusa de ocupar un piso en el número 5 de la calle Riereta de Barcelona en febrero de 2017 y de hacer lo propio con otra vivienda en el número 29 de la calle Nou de la Rambla el mismo año. Desde allí, supuestamente, distribuían cocaína, heroína, MDMA y marihuana.

Dos pistolas

El presunto operativo para vender cantidades de droga a personas consumidoras era sofisticado, pues los supuestos narcos ponían a disposición de los compradores jeringuillas y un botiquín al uso para inyectarse los estupefacientes.

Una investigación conjunta de los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona acabó con este negocio ilegal tras continuadas quejas vecinales y la alarma que generó la presencia de toxicómanos en la céntrica calle. Los agentes montaron dispositivos para identificar a los compradores y, efectivamente, se cercioraron de que éstos habían adquirido droga en los pisos ocupados.

Una doble operación policial acabó con los narcopisos el 30 de octubre de 2017. Efectivos de ambos cuerpos de seguridad se inacutaron de cocaína y marihuana; básculas de precisión y envoltorios; unos 1.000 euros; jeringuillas y dos revólveres en Riereta. Por su parte, en la calle Nou de la Rambla los agentes decomisaron 1.160 euros en billetes fraccionados, cortes de estupefacientes y una báscula de precisión.

Problema enquistado

Cabe recordar que los narcopisos son un problema enquistado en el barrio del Raval de Barcelona, pese a que el Ejecutivo local de Barcelona en Comú (BComú) y PDeCAT pactaron un plan de choque antes del verano. La delincuencia e incivismo derivada de estos supermercados de la droga está castigando la zona, hasta tal punto que la Guardia Urbana asegura que está desbordada.

Ello no ha pasado desapercibido para la oposición municipal, que reclamó a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el despligue de la batería de medidas urgentes contra los pisos de la droga del Raval a principios de agosto. Fue durante una comisión extraordinaria de Presidencia en la que los partidos reprobaron a la munícipe por su "incapacidad" de gestionar el espacio público de Barcelona tras la brutal agresión a un turista.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información