Menú Buscar
Visita guiada a Museo Arqueológico de Tarragona (Acueducto) / PIXABAY

Visita guiada al Museo Arqueológico de Tarragona

Para conocer el pasado romano de Tarraco hay que visitar sus restos, donde ese recuerdo permanece vivo

María Díaz
09.09.2019 14:49 h.
3 min

Para conocer de verdad una ciudad, una provincia o un país nada mejor que visitar sus museos. Ellos contienen la esencia histórica, cultural y artística de la tierra que los ampara. Por eso, para estar en posición de afirmar que se conoce Tarragona, es indispensable haber visitado su Museo Arqueológico.

El Museo Arqueológico de Tarragona es el más antiguo de Cataluña de los que se dedican al estudio y exposición de los objetos y reliquias de la antigüedad. Ubicado en la Plaza del Rei de la ciudad tarraconense, el museo se fundó en la primera mitad del siglo XIX a partir de colecciones pertenecientes a los siglos XVI, XVII y XVIII.

Subsuelo histórico

El crecimiento urbanístico de Tarragona ha permitido recuperar los vestigios romanos de la ciudad en los yacimientos que permanecían ocultos bajo la tierra tarraconense. Todos ellos permanecen en la sede del museo, obra del arquitecto Josep M. Monravà que se inauguraba en el año 1960, después de haber estado repartida en varias localizaciones provisionales.

El Museo Arqueológico de Tarragona no podría estar en un lugar más apropiado. En su subsuelo se conserva un tramo de muralla romana como ejemplo de la riqueza de la ciudad en patrimonio arqueológico. Las salas de dos alturas que conforman el edificio fueron diseñadas para dar cabida a los mosaicos y los testimonios de las grandes edificaciones romanas de la entonces conocida como Tarraco.

De obras

El teatro, los foros provincial y de la colonia, el anfiteatro y el circo son los principales. Las muestras siguen un criterio temático, que hace que los visitantes completen el recorrido por las instalaciones partiendo de los objetos romanos de la vida cotidiana para acabar en las esculturas artísticas.

El pasado año se aprobó una remodelación del museo que integra la adecuación arquitectónica del edificio y la renovación museográfica. Esto ha supuesto que algunas de las obras de  buena parte de la colección propia del Museo Arqueológico de Tarragona hayan tenido que ser trasladadas para su conservación y restauración.

Nueva sede provisional

Hasta que las obras finalicen, las personas que deseen conocer el tesoro histórico y patrimonial de la antigua Tarraco romana, podrán hacerlo en el Tinglado 4, en el Muelle de Costa del Puerto de Tarragona, una de las sedes del Museo Arqueológico de Tarragona.