Menú Buscar
Vista panorámica de la ciudad de Barcelona / CG

Estos son los municipios de Barcelona con las viviendas más caras (y las más baratas)

Entre la localidad con el precio medio de sus inmuebles más elevado y el más bajo hay una diferencia de 675.994 euros

3 min

Sant Vicenç de Montalt se alza como la localidad con el precio de venta medio más elevado de Barcelona: 736.954 euros. De cerca le siguen Cabrils, con 695.901 euros; Sant Just Desvern, con 648.978 euros, y Alella, con 622.900 euros de media. Una distancia abismal es la que separa al más caro con Montesquiu, el más barato. Concretamente, hay 675.994 euros de diferencia entre los precios de ambos municipios, en comparación con los 60.960 euros de media que cuesta un inmueble en la localidad osonense. 

Por encima de Montesquiu se sitúan Balsareny, con 74.394 euros; Navàs​, con 75.483 euros, y Sant Quintí de Mediona, 76.127 euros de media. Si atendemos a la provincia de Barcelona en general, el precio medio de un inmueble es de 295.515 euros, el 8,6% superior con respecto al año anterior. También está el 12,9% por encima de la media de Cataluña, de 261.816 euros, y el 33,2% sobre el precio medio de venta en España, de 221.866 euros.

Las ventas más rápidas

Housell, la compañía de servicios inmobiliarios que ha realizado el estudio, afirma que el municipio con el tiempo de venta más corto es Santa Fe del Penedès, de casi dos semanas y un precio medio de 83.134 euros. Las otras localidades donde se vende más rápido son Marganell, con tres semanas y un precio de 100.455 euros; Castellnou de Bages, casi ocho semanas y 182.958 euros, y L'Hospitalet de Llobregat, con casi nueve semanas y un precio de 177.609 euros de media.

Un tiempo efímero en comparación con Barcelona ciudad, que necesita más de 16 semanas de media para vender sus viviendas. Y más si se compara con toda Cataluña, donde el tiempo asciende a unas 20 semanas. Cifra cercana a la media española, que necesita 21 semanas para vender.

Más curiosidades del estudio

Barcelona, con una media de 42,48 años entre los propietarios de una vivienda, puede presumir de que Polinyà es el pueblo más joven de su provincia con una media de edad de 36,55 años. Bellprat, en cambio, tiene la media más elevada con 55,74 años.

Además, tiene un 26,26% de accesibilidad a colegios respecto al 18,37% del país. El acceso al transporte público tampoco se queda corto, con el 51,84%, muy por encima de Cataluña, con el 39,66%, y de España, con el 29,24%. Igual sucede con el ocio --lo que son cines, teatros, museos, etc.--, donde la provincia barcelonesa tiene una facilidad para acceder del 35,97% frente al 28,02% del conjunto de Cataluña y el 20,34% de España.