Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de munición del calibre 12 en los Encants de Barcelona antes y después de ser vendida / CG

Descontrol en Barcelona: venden munición real en los Encants

El mercado de la plaza de las Glòries subasta proyectiles de fuego real y armas de fogueo por las mañanas "sin control alguno"

4 min

¿Quién controla la venta callejera? Comerciantes de los Encants de Barcelona, el mercado de segunda mano de la Ciudad Condal, venden munición real y armas de fogueo sin permiso, cuando no se puede hacer ninguna de las dos cosas sin autorización ya que se trata de una actividad reglada. 

Lo han explicado voces de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado (FCSE) a este medio. Alertan del "escaso control" que tienen las subastas de objetos antiguos que tienen lugar cuatro veces por semana: los lunes, miércoles, viernes y sábados. En estas colocaciones públicas, "se ofrecen armas de fogueo, pistolas de avancarga y munición real sin ningún tipo de control", advierten los mismos interlocutores. 

Competencias cruzadas

¿Qué dicen los cuerpos policiales? A preguntas de este medio, un portavoz de Mossos d'Esquadra ha indicado que las competencias en inspección de productos en los Encants son de la Guardia Urbana de Barcelona. Los representantes de este cuerpo policial indican, a su vez, que los poderes de inspección e incautación de armas son de la Guardia Civil. Fuentes del cuerpo estatal explican que inspecciona los mercados "de forma conjunta con las direcciones". ¿Qué pasa si se halla material ilegal? "Se actúa", sentencian. Las gerencias de los mercados, además, "vigilan mucho los productos que se venden". Todo ello, en colaboración con la Urbana, ya que es el cuerpo que recibe las llamadas de los ciudadanos que detectan artículos ilegales en las ventas. 

Además de los dos cuerpos de seguridad, el Mercado de los Encants tiene un servicio de seguridad que hace rondas diarias. No dispone de atribuciones para aprehender objetos ilegales, solo para velar por el buen funcionamiento de la instalación. 

"Son vaciados de pisos"

De forma extraoficial, agentes de a pie confirman que hay escaso control sobre la venta de armas de época y munición real en plena alerta cuatro antiterrorista en todo el país. "Se ofrecen armas de carga con baqueta y pistolas de fogueo sin pedir DNI y número de serie, pese a que es obligatorio", señalan los denunciantes.

Otras fuentes del mercado aportan más información. El circuito de subastas semanales de los Encants se nutre del contenido de pisos que quedan vacíos cuando muere su inquilino o se muda a otra propiedad. En estas ventas públicas se encuentran, además de armas, "placas de agente de policía o vigilantes de seguridad, algo que también es ilegal, uniformes policiales y sables y espadas, entre otros". 

Comerciantes: "Los Mossos vigilan"

Un portavoz de la Asociación de Comerciantes de Encants Nous ha explicado que los negocios de la instalación trabajan "codo a codo" con Guardia Urbana y Mossos d'Esquadra para "velar por la seguridad". Los dos cuerpos policiales son los responsables de que se cumpla la ley en el mercado de antiguo, remarcan. Lo que es más, si un comerciante detecta un objeto potencialmente ilegal, "lo comunica" a sus agentes. 

Ello "impide que se comercialicen objetos prohibidos por normativa". De hecho, el mercado "realiza un seguimiento de las subastas" y si los que participan en ella localizan un artículo contrario a ley, "tienen la obligación de notificarlo". Desde la asociación ponen en valor la larga trayectoria del punto de venta como aval a su protocolo de seguridad. La polémica está abierta.