Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Más del 80% de las mujeres prostituidas en España lo hacen de forma forzosa

La explotación sexual es un delito que genera beneficios millonarios, solo equiparable al tráfico de drogas y armas

3 min

“Si eres cliente, pagas su esclavitud”, así reza el lema de una campaña que ha lanzado la Policía Nacional con motivo del Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas este miércoles. Y es que, advierten desde el cuerpo, más del 80% de las mujeres prostituidas en España lo hacen de forma forzosa, tras ser engañadas en sus países de origen por grupos criminales. 

Solo durante 2019, agentes liberaron a 921 víctimas de trata, de las que la mayoría --896-- eran mujeres. Y es que, las fuerzas de seguridad señalan que se trata de uno de los delitos más rentables, con beneficios millonarios, solo equiparables a los que generan el tráfico de drogas y armas. 

Captación de mafias

La gran mayoría de víctimas son mujeres que captan las mafias bajo la promesa de un empleo digno en nuestro país. Para ello se aprovechan de su situación de extrema necesidad en sus países de origen. Así que, para alcanzar una vida mejor, pagan grandes cantidades de dinero, y, una vez en España, las organizaciones las obligan a ejercer la prostitución con el pretexto de haber contraído una elevada deuda por el transporte. 

El pasado año, efectivos de la Policía Nacional realizaron más de 500 operaciones contra la explotación sexual, que se saldaron con 481 detenidos. Solo hasta agosto de 2020 ya han llevado a cabo otros 300 dispositivos del mismo tipo. Advierten, además, que en ocasiones hay menores de edad entre las víctimas

Denunciar la trata

Con esta nueva campaña, el cuerpo busca concienciar a los llamados clientes, ya que sin ellos "no hay trata". Cualquier ciudadano que tenga información sobre algún caso de trata de seres humanos se pueden poner en contacto con la policía a través del teléfono gratuito 900 10 50 90 o el correo electrónico trata@policia.es . Por ambas vías se garantiza la confidencialidad. ​