Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rosario, la mujer de 97 años desahuciada por error / PLANTA BAIXA (TV3)

La mujer de 97 años desahuciada por error, hundida tras volver a su piso vaciado

La vecina de L'Hospitalet se siente desolada después de que se le llevaran muebles, electrodomésticos, joyas, dinero y objetos personales como un libro de memorias que llevaba siete años escribiendo

6 min

Rosario, la vecina de 97 años desahuciada la semana pasada por error en la localidad barcelonesa de L'Hospitalet de Llobregat, ha regresado a su piso con una desagradable sorpresa: buena parte de sus pertenencias han desaparecido tras la visita de la comitiva judicial. 

La mujer desconoce ahora dónde se encuentran algunos de sus muebles, electrodomésticos, joyas, dinero y objetos personales de alto valor sentimental, perdidos a raíz del desahucio de su vivienda por equivocación, pues la orden estaba destinada a un piso de otro rellano. Algo que ha reconocido el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TJSC), que responsabilizó al representante de la propiedad por indicar incorrectamente el inmueble

Rosario, que en el momento de los hechos se encontraba en casa de su hijo, lamenta y sufre todo lo ocurrido. Sobre todo por la pérdida de algunos de los recuerdos que tenía tras 50 años viviendo en el piso. Como, por ejemplo, fotografías de su boda, la mantilla nupcial de su madre o, en especial, un libro de memorias que anhela recuperar.

"No sé si lo podré superar"

"Venir aquí y no ver mis cosas me cuesta mucho. Tengo un bajón que no sé si lo podré superar", reconoce al borde del llanto. En una entrevista a Efe, Rosario recuerda que, al volver, se fue "derechica" a la cama de la habitación de invitados donde escondía el libro que le regaló su familia al cumplir 90 años y que llevaba siete años escribiendo. Pero allí no había nada, ni libro ni cama. La habitación estaba prácticamente vacía.

"No nos han dicho nada, todavía no han contestado. Tienen que saber a dónde han llevado esto, es lo que quiero, que me lo den. Que esas personas tengan corazón", suplica la anciana, en referencia al propietario que solicitó el desahucio, que tras más de una semana desde los hechos aún se niega a facilitar el contacto de la empresa que vació el piso.

Noches sin dormir

"Cada vez que venimos al piso se hunde. Lleva unas noches sin dormir y dice que no sabe si se podrá recuperar. Esperemos que podamos sobrellevarlo todos", explica preocupado su hijo, Emiliano.

"Llevaba siete años escribiendo el libro. Allí explica cosas que nosotros desconocemos, se lo regalamos pensando en que cuando falte serían unas memorias para nosotros. Ella lo escondía para que nadie lo viera y nunca nos lo enseñaba", relata el hijo, que explica el esfuerzo que está haciendo toda la familia para recuperar todos los enseres, especialmente el libro.

Campañas en redes sociales, apariciones en los medios de comunicación, visitas al mercado de Els Encants de Barcelona o a tiendas de segunda mano, son algunas de las acciones que está llevando a cabo la familia para localizar las pertenencias de Rosario.

"Impotencia"

"Es una impotencia. Hay una cantidad de gente moviéndose para esto, cuando realmente la clave la tienen unos señores que no quieren decir quién son los que han intervenido aquí. No hagamos perder el tiempo a cientos de personas que de buena fe están trabajando para ayudarnos, o sea, patético", lamenta Emiliano, que reclama saber la verdad sobre el destino de los objetos aunque no se puedan recuperar.

Por su parte, el abogado de la familia, Jesús Rodríguez, subraya que se ha puesto en contacto "tres o cuatro" veces con la propiedad, a través de su bufete de abogados, sin obtener "una respuesta adecuada a la legítima reclamación".

No le han pedido disculpas

Una semana después de los hechos, todavía nadie ha contactado con la anciana y su familia para ayudarles ni pedir perdón: "Echamos en falta un poco de solidaridad, un poco de humildad, de reconocer el error cometido y de, como mínimo, pedir disculpas", señala el abogado de la familia, que por el momento solo ha recibido el apoyo de la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, y las "curiosas" disculpas de la familia que verdaderamente iba a ser desahuciada, aunque no tuvieron ninguna responsabilidad en el error.

Por el momento, el abogado ha explicado que han iniciado una reclamación contra la propiedad por la "vía amistosa", pero que tomarán todas las acciones que sean precisas, incluida la reclamación judicial.

Al respecto, el letrado apunta a algunas irregularidades en el acta de desahucio, pues en ella consta, y así lo firmaron los miembros de la comitiva presentes en el lanzamiento, que en la vivienda no había "bienes muebles de clase alguna a señalar", cuando realmente estaba totalmente amueblado y era habitable.