Menú Buscar
Mauricia Ibáñez, la mujer de 65 años, a las puertas del juzgado de familia de Burgos / EFE

La mujer de 65 años asegura que no le quitarán a sus niños

Tras dar a luz a sus mellizos el año pasado luego de someterse a una inseminación artificial en EEUU, Mauricia I. se niega a “darles en adopción”

20.03.2018 13:52 h.
3 min

La mujer que dio a luz a mellizos en febrero del año pasado en Burgos, con 64 años, ha asegurado que no permitirá que le quiten a sus hijos. Mauricia I. Se había practicado una inseminación artificial en Estados Unidos para concebir a sus hijos.

La mujer ha hecho declaraciones a los periodistas a las puertas del juzgado de Familia de Burgos, donde hoy se celebra a puerta cerrada una vista de oposición a las medidas de retirarle la tutela de sus dos niños. Mauricia cree que dar a los mellizos en acogida "es como darles en adopción".

Indicios de desprotección

Los servicios sociales de la Junta de Castilla y León comunicaron a la mujer la semana pasada que en los próximos días los niños dejarán el centro donde se encuentran desde que perdió la tutela y pasarán estos días a una familia de acogida, antes de que se resuelva la vista que se celebra hoy.

Los servicios sociales de la Junta retiraron la tutela de los niños a Mauricia al apreciar "indicios de desprotección" y tras declarar a los niños en "situación de desamparo", que fue la misma razón por la que el gobierno autonómico quitó a la mujer la tutela de otra hija, que tuvo con 58 años.

Cambio de actitud

En su último informe, de hace unas semanas, los servicios sociales siguen manteniendo que Mauricia I. aún no tiene "las habilidades necesarias" para ocuparse de sus hijos y sigue requiriendo apoyo para mejorar su comportamiento, según ha informado la gerente territorial de Servicios Sociales, Marian Paniego.

Desde la retirada de la tutela, los técnicos de los servicios sociales realizan un seguimiento y evaluaciones periódicas de la madre de los mellizos. Paniego ha reconocido que la actitud de la madre ha cambiado porque se ha sometido al programa de intervención familiar para mejorar sus habilidades e intentar recuperar la tutela de los mellizos, algo que no hizo cuando le retiraron la tutela de su primera hija.

Injustificada atrocidad

Sin embargo, Mauricia considera que está siendo víctima de "una injustificada atrocidad" y asegura que seguirá con todos los procedimientos judiciales que sean necesarios para "enfrentarse a jueces y fiscales para ver por qué le quitan a sus hijos, que acaban de cumplir un año".

Recuerda que desde que nacieron los bebés ha seguido los cursos que le han indicado, salvo uno que no pudo realizar porque su hija pequeña estaba ingresada en el hospital. "Es una locura decir que no hago nada cuando hago más que ellos", asegura la mujer.