Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Operarios en una obra, empleo con alto índice de siniestralidad laboral / PIXABAY

Las muertes durante la jornada laboral crecen un 21% en Cataluña

Del total de fallecidos, 74 sufrieron un accidente en sus puestos de empleo, lo que supone un 12% más que en 2019

2 min

Los fallecimientos durante la jornada laboral aumentan el 21,2% en Cataluña durante los primeros nueves de 2020, en comparación con el mismo periodo del año anterior. También crecen un 12% las muertes por accidente en el trabajo, según ha denunciado CCOO.

El sindicato ha alertado este viernes de que hasta septiembre habían fallecido 74 trabajadores en el territorio por sufrir un percance en sus puestos de empleo. Esta cifra supone ocho más que durante los nueve primeros meses de 2019.

Disminución de muertes durante el trayecto

Por su parte, los accidentes mortales in itinere --para ir o volver de trabajar-- suben un 10,53% al registrarse dos más de los que tuvieron lugar en 2019. Aumentan así pese a la importante reducción de la movilidad durante la pandemia.

El incremento general de la mortalidad se da en un año en que los accidentes laborales con baja asociada se han reducido un 27,82%, una caída que se explica por el parón de la actividad económica por la crisis sanitaria.

Políticas de prevención

Ante esta situación, CCOO reclama la mejora de las condiciones de trabajo y califica de "inaplazable" la aplicación de políticas preventivas y una mayor inversión de la Generalitat y el Gobierno central en las mismas.

Una parte importante del incremento de la mortalidad se concentra en los trabajadores por cuenta propia, colectivo en el que los accidentes mortales se ha elevado en un 125%, mientras que entre los asalariados esta tasa ha aumentado solo un 11,63 %.

Cuatro fallecidos más

A los 74 trabajadores fallecidos hasta septiembre, CCOO indica que habría que sumar cuatro más, que perdieron la vida en octubre y noviembre, y que aún no aparecen en las estadísticas.

El sindicato denuncia que estas muertes son "las consecuencias devastadoras de un sistema preventivo caracterizado por la falta de una protección eficaz de la salud en las empresas y la ausencia de suficientes controles por parte de las administraciones públicas".