Menú Buscar
Imagen de la contaminación del aire en la ciudad de Barcelona / EFE

Las muertes vinculadas a la calidad del aire aumentan un 33% en Barcelona

La comisionada de Salud del Ayuntamiento defiende impulsar más medidas restrictivas contra el tráfico rodado para revertir la situación

4 min

Las muertes vinculadas a la calidad del aire en Barcelona han aumentado de 266 en el año 2016 a 354 en el 2017, es decir, un incremento del 33%. Así se desprende del informe "La Salut a Barcelona", realizado por la Agència de Salut Pública de Barcelona (ASPB), presentado este martes. Según el documento, el aire de la ciudad contiene un "exceso de partículas durante buena parte del año", y el 98% de la población está expuesta a sus efectos nocivos sobre la salud. En cuánto al óxido de nitrógeno (NO2), el 70% de los barceloneses está potencialmente expuesta a niveles superiores a los que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este drástico aumento de muertes durante el 2017 relacionadas con la calidad del aire en Barcelona se produce pese a las políticas restrictivas del tráfico impulsadas por el gobierno de Ada Colau. Durante la presentación del informe, la comisionada de Salud, Gemma Tarafa, ha explicado que la situación no se podrá resolver si no se ahonda en impulsar más medidas restrictivas. En este sentido, ha defendido la prohibición permanente de circulación a los vehículos que no tengan distintivo ambiental dentro de la ZBE del ámbito de Rondas de Barcelona a partir de 2020.

Aumenta la esperanza de vida

El informe también revela que la esperanza de vida en Barcelona ha alcanzado su registro más alto de la historia. En concreto, se sitúa en los 81,2 años para los hombres y 86,9 para las mujeres, mientras que las desigualdades entre barrios ricos y pobres en esta materia pasan de 4,3 años de diferencia en el período de 2011-2013 a 2,4 en el período de 2014-2018.  

La gerente de l'ASPB, Carme Borrell, ha explicado que se trata de buenas noticias, dado que la esperanza de vida es sinónimo de calidad de vida, mientras que Gemma Tarafa ha asegurado que la prioridad del Gobierno municipal es reducir las desigualdades entre los barrios de Barcelona.

La desigualdad también se ha reducido en cuanto a obesidad, dado que en el año 2006 era un problema 1,14 veces más frecuente en clases sociales desfavorecidas, mientras que ahora lo es un 1,11 más.

Embarazos en adolescentes

Otros factores como la tasa de embarazos adolescentes --más frecuentes en los barrios con menor renta-- se han reducido a la mitad en el conjunto de Barcelona en los últimos diez años. En 2017 se produjeron 537 embarazos de mujeres de 15 a 19 años, la cifra más baja desde 2003.

En materia de infecciones y enfermedades transmisibles, el aumento en relación al año pasado es evidente pero se ha frenado: en 2017 el crecimiento de la gonorrea fue del 30% --en 2016 era de un 149%-- mientras que en sífilis el aumento ha sido de un 10%, cifra mucho menor que el 88% del año anterior.

"Es un informe útil para tomar decisiones y ver en qué dirección debemos actuar", ha explicado la teniente de alcalde Janet Sanz, que ha relatado que el informe sirve al Gobierno como herramienta para ver en que zonas y ámbitos se debe actuar para mejorar la salud en la ciudad.