Menú Buscar
Imagen de archivo de los Mossos d'Esquadra, que han pedido prudencia al volante tras el choque frontal en Vidreres en el que han muerto cuatro jóvenes / MOSSOS

Mueren cuatro jóvenes en Vidreres en un choque frontal

Los Mossos d’Esquadra piden prudencia en las carreteras en plena operación salida de las vacaciones de verano

21.07.2018 12:22 h.
3 min

Cuatro jóvenes, tres chicos y una chica de entre 23 y 29 años, han muerto la madrugada de este sábado en un accidente de coche en el municipio de Vidreres (Girona). El triste suceso es resultado de un choque frontal entre un turismo y una furgoneta en la C-63. También han resultado heridas dos personas más de carácter grave y una tercera leve.

Los tres heridos han sido trasladados al Hospital Universitario de Girona, el Doctor Josep Trueta. No se ha dado más información sobre su evolución.

Investigación en marcha

Los Mossos d’Esquadra han explicado a Europa Press que el accidente de tráfico ha ocurrido cuando pasaba un minuto de las cinco de la madrugada. Las primeras pesquisas apuntan a que el coche, que ha quedado destrozado a resultas del accidente, circulaba con un exceso de velocidad por la carretera comarcal tras regresar de una zona de ocio próxima. La investigación sigue su curso.

Las cuatro víctimas mortales iban en este vehículo. Allí también viajaba uno de los heridos graves. El otro que ha sido trasladado de inmediato hasta el hospital de Girona circulaba en la furgoneta, de matrícula alemana. Su acompañante es el que ha sufrido heridas de carácter leve.

Petición de prudencia

Varias unidades de Bomberos, Mossos d’Esquadra y el Sistema de Emergencias Medicas (SEM) se han trasladado hasta el lugar del suceso. La circulación por la carretera en ambos sentidos ha estado cortada hasta pasadas las nueve de la mañana.

Los agentes catalanes han pedido prudencia al volante tras el accidente mortal. En plena operación salida de las vacaciones ha advertido a los conductores que se debe respetar la velocidad, mantener las distancias de seguridad, ser prudente y no beber al volante.