Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de uno de los vagabundos en la puerta de la Iglesia de Mar / AAVV Baix a Mar de VILANOVA I LA GELTRÚ

Un vagabundo fallece en una plaza de Vilanova i la Geltrú

Los vecinos trataron de salvar la vida del indigente, fulminado por un infarto, pero denuncian las condiciones en las que se encuentra el barrio

Jordi Nieto
2 min

La muerte de un vagabundo a plena luz del día en una plaza de la localidad barcelonesa de Vilanova i la Geltrú ha conmocionado a un numeroso grupo de vecinos del barrio de Mar, que trataron de salvar la vida del indigente.

Este 6 de octubre, los profesionales del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) trataron de reanimar, sin éxito, a uno de los sintecho que viven en las inmediaciones de la Parroquia de la Inmaculada Concepción. Los sanitarios acudieron al lugar tras la llamada de los vecinos, que vieron a un vagabundo con serios problemas de salud. Falleció de un infarto de miocardio.

Un punto conflictivo

Los vecinos denuncian desde hace tiempo la situación de degradación y marginalidad que hay en uno los espacios más bonitos de la ciudad y que está pegado a la fachada marítima. Una realidad que les obliga a convivir a diario con escenas de lo más desagradables, incluso con la muerte de este indigente, al que trataron de salvar la vida.

Alcohol, venta de drogas e indigentes forman parte del lamentable escenario que se encuentra el vecindario que, además, tiene que soportar como estas personas realizan sus necesidades fisiológicas en plena vía pública, a la vista de cualquiera; algo que en numerosas ocasiones ya han reportado tanto a los cuerpos policiales como al ayuntamiento mediante instancias y denuncias.

Sin respuesta institucional

Según los vecinos, el consistorio, gestionado por tres formaciones independentistas (Esquerra, Junts y CUP), con la alcaldesa, Olga Arnau (ERC), al frente, parece no estar demasiado por la labor de resolver esta situación.  

A causa de todo esto, una de las comunidades de la plaza ha optado por hacer públicas todas las instancias presentadas en los últimos meses al consistorio y por las que no ha obtenido ninguna respuesta. Un hecho que tiene indignado a todo el barrio y que pone en peligro la convivencia y la salubridad de la zona.