Menú Buscar
Vista aérea de Mollet del Vallès con una bacteria de legionela de fondo / CG

Segunda víctima mortal por legionela en Cataluña en menos de un mes

Salud peina Mollet del Vallès para encontrar el foco de infección tras la muerte de un vecino de 89 años

3 min

Segunda víctima mortal por legionelosis en Cataluña en menos de un mes. Un hombre de 89 años ha fallecido por un nuevo brote de la infección en Mollet del Vallès (Barcelona). El ciudadano entró en contacto con la bacteria a principios de octubre y no ha superado la enfermedad al tener una patología de base, según ha informado la Consejería catalana de Salud el martes. En la localidad catalana, dos personas más han resultado afectadas, pero han sido dadas de alta.

Las autoridades sanitarias peinan ahora las instalaciones de riesgo en un radio de un kilómetro en el municipio, ya que no han podido acotar el foco de la infección. Según Salud, se inspeccionan aparatos de aire acondicionado, plantas industriales y vehículos de limpieza urbana.

Con la operación de detección en marcha, el departamento que dirige Toni Comín no descarta que aparezcan más casos. "Aún estamos en el periodo de incubación", ha indicado Joan Guix, secretario de Salud Pública de la Consejería de Salud.

Segundo muerto en un mes

La víctima mortal es la segunda que se registra en Cataluña en quince días. A principios de mes, un turista murió en Salou (Tarragona) tras detectarse bacterias de legionela en un hotel de la localidad.

Salud ha indicado que los dos casos, a los que se suman un brote más en Vilafranca del Penedés (Barcelona) y otro en Calafell (Tarragona), son "relativamente habituales para esta época".

Según el doctor Guix, el "cambio dramático de temperaturas al final del verano" propicia la aparición y propagación del bacilo.

Ataca a los pulmones

La bacteria de la legionela es un organismo libre que medra en hábitats acuáticos como aires acondicionados, estanques, tuberías, conducciones de agua, piscinas e instalaciones termales.

El bacilo se contagia por aspiración del rocío contenido en el aire, y causa la legionelosis, un conjunto de enfermedades similares a la neumonía, con síntomas como fiebre alta.

El tratamiento de la infección, generalmente con antibióticos, impide el empeoramiento del paciente, salvo que existan cuadros médicos previos, cuando sí hay riesgo de letalidad.