Menú Buscar
El historiador Josep Fontana en su casa de Barcelona / EE

Muere el historiador Josep Fontana

Considerado uno de los académicos más prestigiosos de España, ha fallecido en Barcelona a los 86 años de edad

28.08.2018 11:25 h.
3 min

El historiador catalán Josep Fontana ha fallecido este martes en Barcelona a los 86 años de edad. Profesor emérito de la Universidad Pompeu Fabra, su trabajo es reconocido y se le ha situado en los últimos años como uno de los académicos más prestigiosos de todo el país. Alumno de Jaume Vicens Vives y Ferran Soldevilla, entre sus obras más reconocidas están Por el bien del Imperio. Una historia del mundo desde 1945 o La quiebra de la monarquía absoluta (1814-1820).

Su última publicación fue el monumental ensayo El siglo de la revolución (Crítica). Aseguraba que el siglo XX no se puede considerar como un periodo revolucionario (ya que las ideas de la Revolución Rusa cayeron en saco roto), pero que sí que debe considerarse como el “siglo de la revolución”. “En la medida en que estas propuestas, en su doble papel de esperanzas para unos y de amenazas para otros, han marcado toda su historia”, explicaba en una entrevista con la agencia Efe.

Mayor autogobierno

También habló sobre las desigualdades, la posverdad, Cataluña y su profesión en conversación con Crónica Global a finales del pasado año. Sin paños calientes, ya que no era una persona de medias palabras, aseguró que no le sorprendía en especial la victoria de Donald Trump en las elecciones de EEUU, sino que los “demócratas pretendieran ganar con una candidata tan deleznable como Hillary Clinton”.

En clave catalana, aseguró que era necesario un mayor autogobierno “no para pedir más dinero, sino para tener más libertad para administrar lo que corresponda”. En sus últimos años de vida se aproximó a tesis nacionalistas, aunque sostenía que la independencia de Cataluña era un hito inverosimil.

Acabar con el “mal gobierno”

En clave política, el historiador apostaba por “buscar otras vías para acabar con esta larga etapa de mal gobierno que hemos estado sufriendo”. Fontana aseguró que no había que “resignarse” en dejar las cosas en Cataluña tal y como están.

Militante del PSUC hasta principios de los años ochenta, fue distinguido por su trayectoria profesional con la Cruz de Sant Jordi, en 2006. Recibió el Premio Nacional a la Trayectoria Profesional y Artística un año más tarde, en 2007.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información