Menú Buscar
Médicos operando en un quirófano / EP

Un sindicato denunciará a la Generalitat si da un 'cerrojazo' de movilidad médica

El CSIF alerta de "acciones legales" contra el ICS si levanta barreras a facultativos de otras autonomías, como pretende

4 min

Amenaza de denuncia a la Generalitat de Cataluña si aprueba el cerrojazo a la movilidad médica. El sindicato CSIF alertó ayer, viernes, 18 de mayo, de que emprenderá "acciones legales" contra los gestores de la sanidad pública catalana si aprueban el pacto de movilidad, que limitará la llegada de facultativos de otras autonomías a Cataluña.

En conversación con este medio, un portavoz de la agrupación advirtió de que "no van a permitir que se limite el derecho a la movilidad" de galenos y enfermeros de toda España. Según el mismo representante, dicho derecho se rige "por el estatuto básico del empleado público (EBAP), que tiene rango de ley nacional". Según esta voz, es esta norma "la que marca cómo deben pedir plaza los profesionales del Sistema Nacional de Salud (SNS), incluida Cataluña".

"Criterios objetivos"

Con argumentos similares a los de la UGT de Cataluña para oponerse a la firma del pacto, que está preparando el Instituto Catalán de Sanidad (ICS), el CSIF ha recordado que la movilidad en la función pública "debe respetar los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad". En el segundo supuesto, cuando se evalúe el mérito, las administraciones autonómicas "deberían hacerlo acorde a criterios objetivos".

"Es el procedimiento establecido en toda España para el Sistema Nacional de Salud", ha recordado la agrupación sindical.

"Clasismo territorial"

También se opone al pacto de movilidad que promueve el proveedor público catalán –que comanda la doctora Candela Calle– la asociación El Defensor del Paciente. "Nos parece una forma dictatorial y horrible limitar el derecho del profesional. Es dictatorial porque supone una forma de discriminación. Y también es autoritario porque [la Generalitat] limitará la atención al paciente a los que médicos que ellos clasifiquen. Es clasismo territorial", ha valorado Carmen Flores, presidenta de la entidad.

"Creemos que puede afectar a la calidad asistencial en Cataluña. Es fascismo puro y duro y es triste", ha agregado Flores en referencia a los obstáculos que encontrarán los galenos de otras comunidades para pedir la movilidad a la autonomía.

Salta del orden del día

Quizá por este alud de críticas la reunión de la Mesa Sectorial del ICS no incorporó al orden del día de la reunión de ayer la aprobación del pacto de movilidad. Fuentes sindicales confirmaron que el punto había saltado de los asuntos a tratar por la parte social y los gestores del instituto.

En las últimas reuniones de trabajo, algunos sindicatos como UGT habían expresado serias dudas sobre el encaje legal del acuerdo. Cabe recordar que el borrador del protocolo de movilidad pretende evaluar las peticiones de traslado en función del currículum y no de criterios objetivos. Ello levantará barreras, como la de la lengua catalana o la de conocimiento de los programas de atención primaria. Resultarán perjudicados los médicos de otras regiones de España y los profesionales de la red hospitalaria.