Menú Buscar
Mercedes Vidal, Pere Navarro, Juli Gendrau, Josep Mateu y Yolanda Doménech reflexionan sobre la alta siniestralidad de las motos / @BCN_Mobilitat

Las motos, presentes en más del 30% de accidentes de tráfico en Barcelona

En lo que va de año, 17 personas han fallecido al volante en la ciudad, nueve de ellas, motoristas

19.10.2018 12:08 h.
7 min

La cifra de fallecidos por accidentes de tráfico ha aumentado en Barcelona respecto al año pasado. Y la mitad de ellos han sido motoristas. Desde que empezó 2018, un total de 17 personas han perdido la vida al volante, de los cuales nueve iban sobre dos ruedas. Cifras que, en solo diez meses, ya superan las alcanzadas en 2017, cuando la cifra total de víctimas mortales ascendió a 12, siete de ellas en accidentes de moto. 

El nivel de siniestralidad de las motocicletas ha sido el punto central de la 24ª edición del Fòrum Barcelona de Seguretat Viària, durante el cual se ha constatado que los motoristas son el colectivo más vulnerable en accidentes de tráfico en la ciudad. Aunque los índices de mortalidad se hayan reducido con el tiempo: en 2008 las víctimas mortales fueron 31, siendo motoristas 21 de ellas, mientras que el año pasado el registro fue el más bajo "de las últimas décadas", según ha dicho el comisionado de Seguridad del Ayuntamiento, Amadeu Recasens.

Riesgo 17 veces mayor para las motos

Según ha explicado la concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Mercedes Vidal, la moto ocupa un 7% de los desplazamientos urbanos de la ciudad. Pero está presente en más del 30% de los accidentes. La falta de atención -en especial por el uso del móvil-, el exceso de velocidad, no respetar las distancias, o los giros indebidos suelen ser las principales causas de los siniestros, además de conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas.

Según Juan José Vilanova, jefe de la División de Tráfico y Seguridad Viaria de la Guardia Urbana, el 90% de los accidentes de tráfico se deben al factor humano. Y la exposición al riesgo de viajar en moto es 17 veces superior al de desplazarse en un turismo, según datos de Jorge Ordás, subdirector general de Movilidad y Tecnología de la Dirección General de Tráfico (DGT). Este último ha apuntado otra cifra más en manos del Gobierno: el número de fallecidos en accidentes de circulación es de 39 por cada millón de habitantes, el 22% de ellos, en vehículos a motor de dos ruedas. 

"Son cifras terribles y evitables", ha admitido Ada Colau, presente en el acto. La alcaldesa ha destacado que la mayoría de accidentes son por causas que se pueden evitar. Y ha asegurado que "en los próximos meses" Barcelona tendrá un memorial a las víctimas.

Ciudad pionera

El director general de la Dirección General de Tráfico (DGT), Pere Navarro, ha comentado durante la presentación institucional del evento que históricamente Barcelona ha sido el origen de diversas medidas de seguridad en materia de tráfico y seguridad.

Navarro considera que "la ciudad que no haya resuelto bien la movilidad va quedar enganchada al caos, los accidentes y la contaminación". Y ha explicado que la DGT pondrá orden en nuevos vehículos de movilidad urbana, como los patinetes eléctricos.

Más movilidad eléctrica

El director del Servei Català de Trànsit (SCT), Juli Gendrau, ha destacado el alto uso de la moto que se da en Cataluña. Y ha lamentado que los motoristas sufren muchos más accidentes de lo que representan en la movilidad en general. "La accidentalidad en la moto sigue siendo muy superior en porcentajes al resto de vehículos", ha destacado, advirtiendo que una de cada cinco víctimas mortales es un motorista.

Gendrau aboga por reducir la presencia de coches y motos "no solo porque son los más contaminantes", sino porque son los que tienen mayor accidentalidad. En su opinión, muchos motoristas se pasarán a otros vehículos de movilidad personal, como los ya citados patinetes eléctricos. En este sentido, el intendente Vilanova ha destacado la importancia de que la mayor oferta de transporte alternativo -con "4 ó 5 empresas de motosharing" que aportan unos 2.000 vehículos, por ejemplo-, no traiga consigo "un impacto negativo".

Aparcamientos en las entradas de la ciudad

El presidente del RACC, Josep Mateu, ha solicitado medidas como más aparcamientos en las entradas de las ciudades, con el objetivo de fomentar el transporte público. Y también que en los accesos haya carriles para motos, sobretodo en horas punta. Y controlar más los comportamientos de riesgo y la alcoholemia cero para motoristas.

La directora de la Asociación Prevención de Accidentes de Tráfico (Pat), Yolanda Domènech, ha considerado que se debe reducir la velocidad, ya que "en las grandes ciudades se corre demasiado", y eso es un factor de riesgo para los accidentes que incide en su gravedad.

Zonas 30

Entre los objetivos que se plantean por parte del consistorio barcelonés figura la reducción de la velocidad. Una de las opciones en estudio es implantar más zonas 30, extendiéndolas más allá de las calles con un solo carril de circulación, habiendo la posibilidad de que se haga en otras con dos.

Amadeu Recasens ha reconocido que "aún queda mucho por hacer" y ha destacado que entre las iniciativas en marcha figuran también rebajar la tasa de alcoholemia, reducir los límites de velocidad y aumentar la concienciación en materia de seguridad viaria entre la población.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información