Menú Buscar
Fragmento del vídeo 'El hombre de cristal' para concienciar sobre la indefensión de los motoristas / DGT

Motoristas catalanes, en pie de guerra contra los conductores ebrios

Este colectivo, uno de los más vulnerables en los accidentes de tráfico, pide retirar el carnet a aquellos que conduzcan bajo el efecto del alcohol y otras drogas

07.01.2019 00:00 h.
12 min

El pasado martes por la noche murió un motorista tras un accidente en Sabadell. El joven, de 25 años, cayó del vehículo cuando circulaba por la carretera B-124. El 30 de diciembre, una mujer ebria arrolló a tres motoristas en Girona y a dos de ellos les amputaron una pierna a consecuencia del siniestro.

Este no fue el único accidente en que se vio envuelto el conductor de una moto el último domingo del año. Ese mismo día se produjeron dos sucesos más, uno en León y otro en Fuerteventura. Tres conductores de este vehículo de dos ruedas resultaron heridos en cada uno de ellos, al igual que sucedió en Girona.

Siniestros por imprudencias

En el caso de los choques en que se ve implicado un conductor que ha consumido alcohol o drogas, desde la Agrupación Motera Catalana (AMC) se niegan a calificarlos de imprevistos. "Consideramos que los accidentes ocurren de manera aleatoria y por causas fortuitas. Sin embargo, estos siniestros se producen porque una persona, conocedora de los efectos y las posibles consecuencias que tiene conducir en esas circunstancias, decide realizar dicha imprudencia, poniendo en riesgo no solo la suya, sino también la vida de los demás usuarios de la vía", manifiestan desde la asociación.

change-org-carnet-conducir-conductores-

Capura de la petición de la ACM en la plataforma Change.org 

Razón por la que esta agrupación de motoristas ha impulsado una petición en la plataforma Change.org para retirar el carnet de forma permanente a los conductores que se vean implicados en un siniestro bajo los efectos del alcohol y/o las drogas. Raquel Mani, que forma parte de la presidencia, cuenta a Crónica Global que en los próximos meses mantendrán una reunión con miembros del Gobierno de Ada Colau para trasladar sus demandas. No solo abordarán la prohibición de circular a los reincidentes en el consumo de sustancias al volante, sino que también hablarán sobre otros temas de seguridad vial como "la eterna reivindicación de quitar los guardarraíles", señala. 

Mayor riesgo

Según un informe del RACC de mayo de 2018, las motos que circulan por los accesos de la ciudad de Barcelona corren un riesgo cinco veces mayor que los coches de sufrir un accidente grave o mortal.

"Matar a un motorista es algo muy sencillo porque somos sencillamente vulnerables, este es el escenario en el que nos encontramos", explica Juan Carlos Toribio, responsable del departamento de seguridad vial de la plataforma Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas (IMU). "Somos uno de los grandes colectivos olvidados y todo está pensado en aras de proteger a otros vehículos", opina Miguel Blanco, de la asociación Mutua Motera--que forma parte de la Federación Europea de Asociaciones Motociclistas (FEMA, por sus siglas en ingles)-- en la misma línea.

Investigar los siniestros

Sobre la petición presentada por AMC, Toribio expresa la necesidad de "investigar los siniestros de tráfico y determinar con claridad sus causas para generar políticas de prevención objetivas".

Este experimentado motorista y experto en seguridad vial aboga por el endurecimiento de las sanciones. "Tiene que haber una apuesta del Estado con el apoyo de todos los partidos políticos para penalizar con mayor rigidez este tipo de delitos", expresa, ya que cree que una recogida de firmas en una plataforma online no será suficiente para crear una Iniciativa Legislativa Popular (ILP).

Más sanciones y endurecimientos de penas

Toribio lo tiene claro: aboga por un aumento de las sanciones administrativas además del endurecimiento de las penas de prisión. También por la reducción de las tasa de alcohol permitida, pasando del 0,25 mg/l de aire espirado actual a un 0,15; con el objetivo de alcanzar algún día al 0,0.

Cabe recordar que una tasa por debajo del 0,60 solo conlleva una multa, es decir, no hay sanción penal para los conductores que rebasen el doble de nivel de alcohol en sangre permitido para circular. Mutua Motera también aboga por la tasa cero, pero rechaza que ésta se imponga solo a los motoristas, como sugirió en octubre la Dirección General de Tráfico (DGT). "Es una discriminación negativa, queremos que sea para todos los conductores", señala Blanco, quien recuerda que son los usuarios de vehículos de cuatro ruedas los que más dan positivo al volante.

atropello motoristas vilademuls girona

Escena del accidente de Vilademuls, en Girona / TRÀNSIT

Prevención

No todos los motoristas abogan por endurecer las sanciones. Ramon Cirera, socio de Motoclub Manresa, explica a este diario que "la solución no pasa por penas mayores, sino por la prevención".

"Los dos compañeros que han perdido la pierna no la van a recuperar por mucho que las sanciones sean mayores", lamenta este motorista. "Con prevención estos sucesos podrían evitarse", añade. Eso sí, no está en contra de castigos mayores en caso de que se demuestre que el responsable del accidente conducía bajo los efectos del alcohol o de las drogas.

Retirada del permiso de conducir

Desde la Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas abogan por la misma medida que la Agrupación Motera Catalana: la retirada de la licencia a todos aquellos conductores ebrios o bajo el efecto de estupefacientes. "El permiso de conducir no es un derecho, es un privilegio", argumenta Toribio.

De hecho apunta que el Reglamento General de Conductores recoge la suspensión del permiso de manera definitiva a aquellos que conducen de manera reiterada tras consumir alcohol u otras drogas. Una retirada que será reversible una vez el usuario demuestre que está en condiciones de hacerse responsable de la conducción de un vehículo. "La DGT tendría que introducir estas modificaciones para velar por la seguridad de los motoristas", señala.

Accidentes graves

Aunque las motocicletas solo supongan un 41% de los trayectos, concentran un 29,1% del total de accidentes de tráfico y el 41,2% de accidentes graves o mortales, según el Reial Automòbil Club de Catalunya (RACC).

Otro estudio recoge que el 64% de los usuarios de este vehículo de dos ruedas declaran sentirse en peligro durante la conducción. Según los datos de la compañía Midas y la Fundación Pons, las principales amenazas a las que se enfrentan los motoristas son los guardarraíles y los baches o las marcas resbaladizas en la calzada. 

Muertes por accidentes de tráfico

Cataluña ha cerrado 2018 con 185 muertos en accidentes de tráfico; cifra que supone un 10% más que el año anterior. Del total de fallecidos 39 son motoristas, 17 peatones y 2 son ciclistas. 

¿Qué medidas son necesarias para reducir las víctimas en las carreteras? Desde la DGT, de nuevo bajo la dirección de Pere Navarro, preteden mejorar la seguridad de los motoristas con más prevención y concienciación y menos penas. En diciembre, aceptaron una batería de 17 medidas de las 50 que presentó Mutua Motera para reducir la siniestralidad de los conductores de estos vehículos de dos ruedas. Entre ellas, cursos voluntarios para conductores, desarrollar e implementar un sistema de indicadores que permitan monitorizar la siniestralidad de este colectivo, además de campañas específicas sobre la importancia de complementar el uso del casco con un mayor equipamiento. Sobre este último punto, Blanco, que es miembro de esta asociación, critica la falta de conciencia de algunos moteros: "Es sangrante ver a la gente en verano encima de la moto llevando poco más que el casco", censura.

El motorista, el más vulnerable

En los accidentes de tráfico el motorista siempre es el más vulnerable. En la campaña que presentó el Servei Catala de Trànsit (SCT) el pasado diciembre, el conseller de Interior, Miquel Buch, explicó que desde el año 2000, los accidentes y las víctimas mortales en las carreteras catalanas han ido a la baja excepto en lo que a motoristas se refiere. Un colectivo entre el que se han producido 1.049 muertos y 35.164 heridos graves durante este periodo. Los datos muestran que una de cada cuatro víctimas mortales en accidentes de tráfico en el territorio son motoristas.

Campaña que el Servei Català de Trànsit lanzó en diciembre de 2018

De los 39 moteros que murieron en Cataluña en 2018, la mayoría fueron hombres de entre 35 y 64 años, que conducían vehículos de gran cilindrada. Más de un 56% tuvo el siniestro durante un día festivo y en el 46% de los casos, en el accidente no se vio implicado otro vehículo.

Evitar los accidentes

Si durante la presentación de estas cifras, el jefe de la división de tránsito de los Mossos d’Esquadra, Andreu González, lamentaba que, pese a los esfuerzos invertidos, "no somos capaces de contener el incremento de accidentes de motocicletas". ¿Qué es necesario? "La poca dureza actual de la Administración es incompatible con el garante de seguridad que debe de ofrecernos", argumenta la agrupación de motoristas catalanes.

Concienciación, aumento de la seguridad vial y endurecimiento de penas, son algunas de las propuestas para disminuir la siniestralidad del colectivo más vulnerable en la carretera. Y, sobretodo, recordar aquello que cantaba Perlita de Huelva: "Precaución amigo conductor, la senda es peligrosa".