Menú Buscar
Imagen de un crucero de la naviera Pullmantur / CG

Un crucero de Pullmantur acaba en motín por el hedor y el ruido

Los pasajeros del 'Leyendas del Mediterráneo' preparan una demanda conjunta tras ver sus vacaciones arruinadas

4 min

Un crucero de Pullmantur ha acabado en motín por el hedor a heces y orín y el ruido insoportable de los motores. Los pasajeros del viaje temático 'Leyendas del Mediterráneo', que partió de Alicante el pasado 8 de marzo, preparan una demanda colectiva tras ver arruinadas sus vacaciones.

Según ha informado El Confidencial, los viajeros embarcaron en el buque Horizon, que les debía llevar en un periplo de placer por varios países de la ribera mediterránea.

No obstante, desde el primer momento quedó claro que algo no funcionaba: el hedor a heces y orín era mareante. Además, en algunos camarotes era imposible dormir porque estaban situados demasiado cerca de los motores.

"Gente durmiendo en la recepción"

El servicio, según denuncian los viajeros, también dejaba mucho que desear.

"En lugar de llevar las maletas a nuestras cabinas, como dijeron, las dejaron abandonadas. Hubo un caos enorme y la mía la encontré cuatro horas después tirada en un pasillo", ha explicado uno de los clientes.

Por la noche, la situación no era mejor. "Cuando el barco estaba parado y los motores apagados, el ruido cesaba y era el único momento de tranquilidad. Cuando navegaba, se notaba un temblor horrible", ha indicado otro pasajero.

De hecho, los clientes denuncian que algunas familias acabaron trasladando sus almohadas y colchas a la recepción para dormir allí.

Motín

El miércoles 12 por la noche, la tensión estalló. Los pasajeros interrumpieron un espectáculo en el salón de actos, y llamaron al capitán para que diese la cara.

Éste no bajó a lidiar con el conflicto, aunque indicó por megafonía que "todo se arreglaría". Hasta el momento, la única solución que había dado la tripulación era repartir tapones de goma para los oídos.

No obstante, el personal se negó a repartir hojas de reclamaciones alegando que la naviera opera bajo la jurisdicción de Malta.

"Bloque puntual del sistema sanitario"

Pullmantur ha respondido que el Horizon no presenta ningún problema. "El barco y todas sus instalaciones están diseñadas conforme a todas las reglas internacionales sobre construcción y diseño de buques de crucero aplicables, también en España", ha aclarado la compañía.

Respecto al hedor y los lavabos taponados, admite un "bloqueo puntual del sistema sanitario". No obstante, lo achaca al "vertido de múltiples objetos inadecuados en los baños tanto de los camarotes como públicos, localizados en distintos puntos del barco”.

Según la naviera, que pertence al fondo de capital riesgo Springwater, los pasajeros "utilizaron los inodoros como una papelera".

Los afectados no han quedado satisfechos con la versión de la empresa y preparan una reclamación conjunta. También sopesan iniciar acciones judiciales.