Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Registro de los Mossos de Esquadra en el domicilio del presunto violador de Igualada / LENA PRIETO

Cien mossos participaron en la caza del violador de Igualada

El sospechoso de agredir sexualmente a una menor de 16 años se encuentra en custodia policial y pasará a disposición judicial en las próximas horas

2 min

Hasta cien agentes de los Mossos d'Esquadra participaron en algún momento en la investigación para localizar, identificar y detener al presunto violador de Igualada, quien la policía catalana cree que fue el autor de la brutal agresión sexual a una menor de 16 años el 1 de noviembre de 2021. 

Lo ha explicado RAC1, quien ha precisado que buena parte de los efectivos policiales que tomaron parte en las pesquisas son de la Unidad Central de Agresiones Sexuales (UCAS), que lidera la inspectora Ester Sarcedo, y también que una parte significativa de las policías intervinientes son mujeres

Pasará a disposición judicial

El arrestado, de 20 años y origen boliviano, se encuentra en custodia policial y pasará a disposición judicial próximamente, ha explicado una portavoz de los Mossos d'Esquadra a este medio. Mientras, los investigadores practican las diligencias necesarias para armar el caso hasta que el joven se presente ante el juez. 

Las explicaciones ante el magistrado, y cualquier decisión sobre su situación, se tomará cuando se produzca el careo con el magistrado. Ello ocurrirá en las próximas horas, incluyendo el fin de semana, si es preciso. 

Seguimientos

Como explicó este medio, el arresto del individuo se produjo tras cinco meses de duro desempeño policial por parte de diversas unidades de Mossos y de la UCAS, que tuteló la investigación. Al apenas existir imágenes de cámaras de seguridad, la triangulación de móviles y los seguimientos fueron clave para dar con el sospechoso. 

Asimismo, los investigadores tuvieron en cuenta los antecedentes sexuales de las personas que se encontraban en la zona. El detenido cuenta con previas por presunto abuso sexual a su hermana de siete años y de maltrato a otra mujer, que sería su expareja, ha explicado La Vanguardia