Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los sacos de drogas incautados por los Mossos / EP

Los mossos acusados de tráfico de drogas se apoderaron de 15kg de un alijo de 160kg

Las plantas de marihuana fueron depositadas en un contenedor de la comisaría de Santa Coloma a la espera de ser destruidas

3 min

Los tres mossos que fueron detenidos y encarcelados por presunto tráfico de drogas la semana pasada se apoderaron de unos 15 kilos de marihuana depositados en la comisaría de Santa Coloma de Farners (Girona). Estos formaban parte de un alijo de 160 kilos que le fueron incautados a un vecino de Mataró mientras los transportaba en una furgoneta.

Los 160 kilos de plantas de marihuana fueron depositados en la comisaría de Santa Coloma, donde la droga se guarda en un contenedor a la espera de ser destruida.

Detenido en Girona

Según ha informado hoy la policía catalana, el pasado día 1 de septiembre, agentes del Área Regional de Tráfico detuvieron a un vecino de Mataró (Maresme), de 26 años y con nacionalidad española, por llevar la furgoneta cargada de plantas de marihuana. Los hechos ocurrieron en el km 0’5 de la carretera N-156 en Vilobí d'Onyar (Girona), donde los agentes estaban haciendo un control del tráfico.

Los policías vieron pasar una furgoneta que se dirigía a la autopista AP-7 y notaron un fuerte olor a marihuana, por lo que siguieron al vehículo y lo pararon en el kilómetro 76, en Vilobí. Tras identificar al conductor, comprobaron que en el interior de la furgoneta había 160 kg de plantas de marihuana cortadas, por lo que le detuvieron como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

Escuchas telefónicas

La División de Asuntos Internos (DAI) de los Mossos, que investigaba desde principios de año a varios agentes de esta comisaría por su presunta implicación en una trama de tráfico de marihuana, supo a través de las escuchas telefónicas que los agentes investigados pretendían mover la droga del contenedor. A la mañana siguiente del decomiso, el miércoles 2 de septiembre, las cámaras de la comisaría grabaron al cabo –que ha estado destinado unos 15 años en Investigación, la mayoría en esta comisaría– sacando cinco bolsas oficiales con droga del contenedor y metiéndolas en el coche de uno de los dos agentes también detenidos.

El otro agente entregó la droga que le habían dejado sus compañeros, calculan que unos 15 kilos, en casa de uno de los traficantes con el que estaban presuntamente compinchados, que la llevó a secar a una finca de su propiedad. Los investigadores de la DAI hicieron un registro en esta y otras fincas y hallaron una plantación y los 15 kilos de marihuana presuntamente procedente del alijo incautado y almacenado en el contenedor de la comisaría.