Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vehículos de los Mossos d'Esquadra / EP

Los Mossos suspenden de empleo a un antidisturbios por golpear a un joven

El agente agredió presuntamente a un chico durante el desmantelamiento de un botellón pasado el toque de queda

3 min

Los Mossos d'Esquadra han suspendido de empleo y sueldo al agente que presuntamente agredió a un joven al detenerlo durante una actuación para desmantelar un botellón. El policía, miembro de los ARRO (Área de Recursos Operativos) --la unidad de antidisturbios de la policía catalana--, fue grabado mientras sacudía al arrestado durante un operativo el pasado el 14 de noviembre en Ciutat Vella (Barcelona).

La Dirección General de la Policía ha apartado a tres agentes más del servicio, al analizar las imágenes de la actuación y detectar que "aparentemente no se ajustaba a los protocolos" al intervenir ante una docena de jóvenes que consumían alcohol en la vía pública. Asuntos Internos ha incoado cuatro expedientes disciplinarios con la adopción de medidas cautelares, tras poner en marcha una investigación interna.

El joven denuncia "abuso de poder"

Paralelamente, el joven ha denunciado por prevaricación y lesiones al agente por su "abuso de poder" y su "agresividad increíble", así como a sus compañeros por no detener su conducta.

Según el relato del chico, esa noche volvía a su domicilio en la avenida del Paral·lel con unos amigos, pasado el toque de queda de las diez de la noche. Una primera patrulla los paró, pero les dejó continuar cuando supieron que se dirigían directos hacia su casa.

Golpes en la cara

Más tarde, una segunda patrulla de los Mossos los paró en la calle Nou de Dulce para identificarlos y, tras los primeros trámites, uno de los agentes que se encontraba ahí reaccionó molesto después de que el chico se quejara de que un 'atero les había robado cinco euros.

Según su versión, fue entonces cuando el agente le golpeó en la cara y lo lanzó al suelo. La intervención que fue grabada desde un balcón por una vecina.