Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una plantación de marihuana / CG

Los mossos desarticulan una red criminal de comercio de marihuana a gran escala

La policía detiene a 16 personas, decomisa más de 12.000 plantas y encuentra 98.000 euros en metálico

3 min

Golpe al comercio ilegal de marihuana. Los mossos han desarticulado una red criminal que cultivaba esta mercancía a gran escala con el objetivo de abastecer al mercado europeo. Hay 16 detenidos, después de que los agentes encontrasen más de 12.000 plantas y 98.000 euros en efectivo, entre otro material que se han incautado.

Los agentes, según ha comunicado el cuerpo este domingo, realizaron un macrodispositivo el pasado 11 de noviembre, con un centenar de mossos de distintas divisiones. En él, arrestaron a 16 personas y registraron siete casas y una nave en Blanes (Girona), Sant Cebrià de Vallalta, Vilanova del Vallès, Caldes de Montbui, Castellar del Vallès y Sallent, todas ellas en Barcelona. Allí hallaron 12.212 plantas, 113 kilos de cogollos empaquetados al vacío, dos armas de fuego, 98.000 euros en efectivo y cuatro vehículos. El valor de las sustancias alcanzaba el millón de euros.

Coordinación entre los centros de cultivo

La investigación comenzó en 2019, cuando se sospechó que en una casa de Sant Cebrià de Vallalta había cultivos de marihuana. En paralelo, pusieron en el foco una vivienda de Tordera (Barcelona). Y, en efecto, la policía descubrió una estructura delincuencial perfectamente organizada que se dedicaba de forma exclusiva al cultivo y comercialización de marihuana.

 

 

Macrooperativo de los Mossos d'Esquadra contra el tráfico de drogas / MOSSOS

Más adelante, los investigadores supieron que la organización utilizaba distintas casas en distintos municipios, en las que los delincuentes tenían complejas instalaciones eléctricas y conexiones fraudulentas para conseguir plantaciones a pleno rendimiento. También descubrieron que los propietarios de las explotaciones estaban coordinados para poder realizar un seguimiento exhaustivo de cada centro, a fin de recoger los frutos y proceder a su envasado para la venta o traslado.

Sin antecedentes... y en libertad

Los miembros de la organización vendían toda la marihuana en los países de la Unión Europea, donde el precio del kilo puede superar los 5.000 euros. De hecho, se calcula que esta red obtenía cuatro millones de euros anuales con la venta de la droga. Con esos beneficios, compraban nuevas instalaciones para ampliar el negocio.

Los detenidos, de nacionalidad albanesa y con edades comprendidas entre los 20 y los 49 años, pasaron a disposición judicial el viernes, 13 de noviembre. Casi ninguno tenía antecedentes. Asimismo, dos han ingresado en prisión y, los demás, han quedado en libertad con cargos y medidas cautelares.

Destacadas en Crónica Vida