Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Exterior del Registro Civil de Girona  / GOOGLE MAPS

Mossos reclaman dejar de ejercer "funciones administrativas" en el Registro Civil de Girona

SAP-FEPOL recuerda que la plantilla del cuerpo está "mermada" y pide que sean vigilantes privados quienes se encargen de custodiar el organismo

2 min

Vuelven a destinar a Mossos d'Esquadra a vigilar instalaciones de Justicia. SAP-FEPOL denuncia que efectivos de Girona deben garantizar la seguridad del Registro Civil de la ciudad, por orden del propio decanato de los juzgados. 

En un escrito a la dirección del cuerpo, la organización de agentes ha lamentado la imposición de estas nuevas "tareas", que incluyen, han detallado, comprobar que quienes acuden al registro "disponen de cita previa en vigor", y para ello, deben "consultar los listados" que, a diario, les facilite el personal del organismo.

Policías en funciones administrativas

"¿Hace falta que esta incidencia la asuman efectivos policiales?", ha criticado el sindicato a través de un comunicado. Agentes, agrupados bajo SAP-FEPOL, señalan que son "funciones administrativas" que suponen una merma de efectivos que prestan "servicio ordinario". 

La reducción de una plantilla, la de los Mossos d'Esquadra, "bajo mínimos", lamentan, y no solo en Girona, y es que aluden a una "deficiencia endémica y general" de plantilla, para que, "aún encima", se les "cargue de más funciones. Algunas, incluso, sin nada que ver con la seguridad".

Vigilancia privada

Por este motivo, reclaman al director de la policía, Pere Ferrer, que realice las "gestiones oportunas", para que los mossos dejen de realizar dicha tarea "de manera inmediata" porque afecta al ya "maltrecho servicio de seguridad ciudadana".

SAP-FEPOL insta al Departamento de Justicia a contratar "un servicio de seguridad privada" para dar cobertura a una "necesidad" que, apuntan, en ningún caso es policial.

Dispositivo Toga

Un reclamo que llega meses después de la reducción del Dispositivo Toga, que hipotecaba a decenas de efectivos para custodiar los juzgados, por orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que así lo solicitó a la prefectura de los Mossos, ante la previsión de altercados por la declaración independentista de 2017.