Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Efectivos de Mossos d'Esquadra durante un desahucio frustrado en Barcelona / SAP-FEPOL

Un sindicato de Mossos reclama que los agentes queden al margen de desahucios conflictivos

Los mossos se hartan de la criminalización tras un intento de desalojo frustrado en Barcelona este jueves, donde varios policías resultaron heridos leves

3 min

Los agentes de los Mossos d'Esquadra, "hartos" y "cansados" de que se les criminalice por cumplir los mandatos judiciales para ejecutar desalojos. Después de que la resistencia vecinal frustrase un desahucio este jueves en el Raval, en el que varios agentes resultaron heridos tras el lanzamiento de harina, pintura y varios objetos, SAP-FEPOL plantea que los efectivos de la Áreas Regionales de Recursos Operativos (ARRO) queden al margen de desocupaciones "conflictivas".

A través de un comunicado, el sindicato lamenta que, fruto de este intento de "criminalización", junto a una falta de liderazgo firme, los mossos que realizan funciones de orden público se encuentran con "una peligrosa sensación de soledad". Además, denuncian que esta situación obedece a un único objetivo político: "Evitar imágenes"; ninguna de las cuales "recae sobre el cuerpo". Es decir, actúan cumpliendo una orden judicial.

Orden de retirada

En el caso de la pasada jornada en la Rambla del Raval, 75, desde SAP-FEPOL señalan que los agentes tuvieron que hacer frente al dispositivo exponiendo su "integridad física". "Dar la orden de ganar un espacio después de haberlo perdido, pero, finalmente, después de sufrir lanzamientos de todo tipo, dar la orden de retirada, incrementa esta sensación de que los mossos estamos absolutamente solos", han lamentado.

 

 

Desalojo frustrado en el Raval de Barcelona

Así, han condenado que el consistorio de Ada Colau, así como todas las partes implicadas, no hayan trabajado "para encontrar una solución acordada" previa al desahucio programado para este jueves. "De haber sido así, se podía haber evitado la actuación contra la fuerza policial por parte de colectivos que aprovechan para agredir a los efectivos y malmeter contra la imagen y dignidad" de los mossos.

Dejar de actuar en desalojos

Por este motivo, el sindicato exige respeto por la labor policial que "no tiene ninguna responsabilidad en la cuestión del desahucio". En caso de no ser así, reclamarán que el cuerpo deje de actuar de "manera inminente" en los desalojos conflictivos. "Nosotros no queremos ser el foco del problema, ni objetivo de imágenes que también nos dañan", concluye el texto.