Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El Director General de la Policía (DGP), Pere Ferrer, anuncia una investigación tras la pérdida de un ojo de una manifestante / INTERIOR

Los Mossos investigan si una bala de 'foam' causó la pérdida de un ojo a una joven en los disturbios

El director de la policía, Pere Ferrer, subraya que se han puesto a disposición de la víctima y sus familiares, así como de la asociación Irídia para determinar lo sucedido

6 min

El Director General de la Policía (DGP), Pere Ferrer, ha anunciado este jueves que han abierto una investigación para determinar qué provocó la perdida del ojo a una manifestante durante la primera noche de disturbios en Barcelona, tras la detención de Pablo Hasél. Según ha apuntado el comisario de los Mossos d'Esquadra Joan Carles Molinero, desde el cuerpo analizan la "trazabilidad" del lanzamiento de balas de foam por parte de los agentes, que permitirá saber si esta ha sido la causa de la lesión.

Arde Barcelona
 

Un contenedor en llamas durante la segunda noche de disturbios por Hásel en Barcelona / PABLO MIRANZO

"Esto nos permitirá corregir cualquier actuación que no se haya adaptado a los procedimientos establecidos", ha anunciado Molinero. Eso sí, ha puntualizado que el procedimiento habitual ya pasa por realizar "informes" --que no "investigaciones"-- sobre el uso de los proyectiles de foam en disturbios. "Esto servirá para determinar si las heridas [de la manifestante] guardan relación directa con este tipo de munición", ha señalado.

Familia de la víctima e Irídia

Además, Ferrer ha detallado que agentes del área de mediación han visitado a la herida, una joven de 19 años, en el hospital, y que se han puesto a disposición de su familia. También de la asociación Irídia, que investiga el origen de las lesiones. "Desde Interior lamentamos profundamente las lesiones que ha sufrido y queremos trasladar que se investigará, con total transparencia, qué se las ha podido causar", ha subrayado.

Los sanitarios atienden a la joven herida durante la manifestación de apoyo a Pablo Hasél que ha perdido un ojo / PABLO MIRANZO - CRÓNICA GLOBAL
Los sanitarios atienden a la joven herida durante la manifestación de apoyo a Pablo Hasél que ha perdido un ojo / PABLO MIRANZO - CRÓNICA GLOBAL

Eso sí, tanto el director de la policía como el comisario han indicado que ahora no es el momento de abrir el debate sobre la utilización de balas de foam. "La prioridad hoy es realizar una investigación diligente para aclarar qué ha pasado y saber cuál es el marco de mejora que tenemos", ha zanjado Ferrer.

33 detenidos y 14 heridos

La segunda noche de disturbios en Cataluña tras la detención del rapero se ha saldado con 33 detenidos y 14 heridos. En cuanto a daños, la policía indica que se han quemado 135 contenedores, nueve vehículos, y producido daños y/o saqueo en 11 locales comerciales. Entre ellos, el Hotel Mandarín, en el barcelonés Paseo de Gràcia y en un concesionario del Eixample.

Según ha detallado Molinero, agentes del Brigada Móvil (BriMo) y de las Áreas Regionales de Recursos Operativos (ARRO) impidieron la incursión de varios violentos en la Bolsa de la capital catalana. Los incidentes en la ciudad comenzaron tras una manifestación pacífica que arrancó a las 19.00 horas en Jardinets de Gràcia. Algunos radicales continuaron la marcha hasta Urquinaona, donde "un grupo de encapuchados comenzó a quemar contenedores", ha señalado el comisario.

Violentos entre manifestantes pacíficos

Cuando los Mossos realizaron una primera "intervención preventiva", recibieron ataques con "objetos contundentes, que se extendieron por el centro de la ciudad". Los incidentes se repitieron en Lleida, donde la marcha pacífica de unas 600 personas hasta la cárcel de Ponent --donde se encuentra Hasél-- derivó en quema de contenedores. También en el Barri Vell de Girona, y el centro de Tarragona.

Contenedores en llamas durante la segunda noche de disturbios en Barcelona por Hasél / PABLO MIRANZO
Contenedores en llamas durante la segunda noche de disturbios en Barcelona por Hasél / PABLO MIRANZO

Sobre los alborotadores, Molinero ha señalado que se trata de "jóvenes violentos que se infiltran en manifestaciones pacíficas", aunque ha descartado establecer un perfil determinado. "Son grupos agresivos y organizados, que salen a la calle con el objetivo de destrozar la ciudad. También oportunistas que aprovechan para saquear comercios", ha indicado.

Efecto "mimético"

Por su parte, Ferrer ha manifestado que el cuerpo está "preocupado" por el "mimetismo" de los altercados en otras ciudades españolas. "No es un hecho aislado en Cataluña, y tememos que el efecto de protesta violenta tenga repercusiones que acaben generando un incidente mayor", ha señalado.

La pasada noche se registraron también disturbios en el centro de Madrid, tras la protesta contra el encarcelamiento de Hasél, que se saldó con 19 detenidos y 30 policías heridos, según el balance oficial.