Menú Buscar

Los Mossos disparan a un hombre armado con un cuchillo en Barcelona

El individuo ha apuñalado a dos agentes antes de ser neutralizado por un efectivo con su arma reglamentaria en el barrio del Carmel

19.03.2019 21:38 h.
4 min

Los Mossos d'Esquadra han abierto fuego hoy martes contra un individuo que les amenazaba con un cuchillo en Barcelona. La policía autonómica ha conseguido reducir al individuo, al que se le atribuye una patología mental, con varios disparos efectuados con el arma reglamentaria de uno de los agentes.

El incidente ha ocurrido sobre las seis de la tarde en el número seis de la calle Serrallonga de Barcelona, en el barrio del Carmel de la Ciudad Condal. Los Mossos d'Esquadra han acudido a un domicilio a reducir a una persona con una enfermedad mental, una esquizofrenia, según ha podido saber este medio, que portaba un cuchillo de grandes dimensiones. El vecino se ha atrincherado en el interior del piso y, al entrar un agente del Área Regional de Recursos Operativos (Arro), lo ha encerrado con él. En aquel momento, el efectivo ha desenfundado su arma reglamentaria y ha disparado contra el trastornado, hiriéndole. El suceso se ha saldado con tres heridos: el propio enfermo, un agente del Arro y otro efectivo de la Guardia Urbana de Barcelona, estos dos últimos con cortes.

"Estoques con el cuchillo"

Según han informado voces cercanas al episodio, el episodio se ha iniciado cuando la hermana de la víctima ha llamado a emergencias para que valorara la situación, pues el individuo se encontraba muy descompensado. El facultativo ha valorado su ingreso psiquiátrico, por lo que han acudido al domicilio profesionales del Sistema de Emergencias Médicas (SEM), de los Mossos y de la Guardia Urbana. La familiar ha dado permiso a los cuerpos de seguridad para acceder al inmueble.

No obstante, una vez en el interior, las cosas se han torcido. El enfermo, de unos 50 años de edad, portaba un cuchillo de grandes dimensiones. Lo ha mostrado a los agentes y ha realizado diferentes "estoques" a los patrullas. Finalmente, ha clavado el arma blanca en la zona de la clavícula a uno de ellos, causándole una herida incisa de unos tres centímetros de profundidad. Tras ello, el agresor se ha parapetado tras una puerta en franca pugna con un agente del Arro, a quien también ha cortado en el brazo. Esta herida, no obstante, no reviste gravedad. Éste ha sido el efectivo que lo ha neutralizado disparándole en zonas no vitales.

Los sindicatos piden tásers

El incidente ha provocado una gran conmoción en el barrio del Carmel, una zona residencial de Barcelona habitualmente tranquila, pues se encuentra alejada del bullicioso centro urbano de Barcelona. Hasta el lugar se han desplazado dotaciones del Arro de los Mossos d'Esquadra, del SEM y de las Unidades de Apoyo Policial (USP), los efectivos antidisturbios de la Guardia Urbana que la alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau, ha anunciado que disolverá por decreto.

Imagen de un agente de la Guardia Urbana acuchillado por el perturbado en el barrio del Carmel de Barcelona / CG

Imagen de un agente de la Guardia Urbana acuchillado por el perturbado en el barrio del Carmel de Barcelona / CG

De hecho, varios sindicatos han pedido tras el suceso reforzar los equipos de intervención de la Urbana y dotar a los agentes de tásers y armas largas para lidiar con este tipo de escenarios. En la actualidad, disponen solo de sus defensas y de sus pistolas reglamentarias. Los Mossos sí que cuentan con neutralizadores eléctricos no letales.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información