Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los mossos detenidos se quedaban con el dinero de las operaciones e informaban a personas cercanas al crimen organizado / MOSSOS D'ESQUADRA

[Vídeo]: Los mossos detenidos en Tarragona se quedaban con el dinero de las operaciones antidroga

Uno de los agentes alertaba de operaciones futuras a narcotraficantes, lo que echó por tierra diversos dispositivos policiales

4 min

Los cuatro agentes de la unidad antidroga de los Mossos d’Esquadra detenidos por la División de Asuntos Internos (DAI) de la policía autonómica, en una operación conjunta con la Policía Nacional, se quedaban el dinero incautado en las intervenciones contra el tráfico de marihuana y alertaban de operaciones futuras a personas relacionadas con el crimen organizado.  

La investigación comenzó después de que la DAI recibiera una información relacionada con una empresa de recogida de metales de Tarragona que se estaría dedicando a la venta de material intervenido judicialmente del que se incautaba la policía durante las entradas y registros efectuados en el marco de operaciones antidroga.

 

La empresa colaboraba con la policía

La empresa en cuestión es la misma que prestaba apoyo a las unidades policiales en las intervenciones judiciales contra el tráfico de marihuana. Los responsables se encargaban de desmontar las plantaciones, desmantelar el cableado eléctrico y recoger los sistemas de aire acondicionado y los focos, que almacenaban en una nave en calidad de depósito judicial hasta que el juez autorizaba finalmente su destrucción.

No obstante, la investigación de la DAI destapó que en realidad este material se vendía a terceras personas y que, en muchos casos, volvía a alimentar plantaciones ilegales de marihuana. En estos casos, el acta de destrucción del material era falsificada.

El material no se destruía

Una vez falseado el documento, los responsables se aseguraban de depositar las herramientas de forma cuidadosa en una segunda nave que no estaba logotipada con el nombre de la empresa. Allí, algunos de los detenidos cerraban ventas privadas con cultivadores de marihuana.

Durante las entradas y registros efectuadas ayer, jueves, tras la detención de dos empresarios y de dos empleados de esta empresa, del cual uno es un mosso en excedencia, los agentes de la DAI localizaron 400 aires acondicionados, 850 alógenos, 130 luces led y 3.200 balastro sin foco. También se intervinieron otros materiales necesarios para la instalación de plantaciones interiores.

Se quedaban con la marihuana

Al propietario de la empresa también se le imputa un delito contra la salud pública después de que la policía descubriera que los mossos le habían dejado en depósito un gran cargamento de marihuana que nunca destruyó. En lugar de hacerlo, intentó procesarla para venderla en el mercado ilegal por un valor de 200.000 euros.

En la primera fase de esta operación fueron detenidos el martes tres agentes de los Mossos como presuntos autores de los delitos de malversación de caudales públicos y revelación de secretos, aunque quedaron en libertad provisional tras declarar ante el juez. En este sentido, tal y como confirma la policía autonómica en un comunicado oficial, los detenidos se habrían quedado con el dinero incautado en las operaciones en las que participaban. Además, uno de ellos utilizaba la información sobre futuros dispositivos para alertar a las personas relacionadas con dichas plantaciones. Esta revelación de secretos echó por tierra diversos operativos de los Mossos d’Esquadra en todo el territorio.