Menú Buscar
Detalle de un vehículo de los Mossos d'Esquadra / MOSSOS

Los mossos detienen a tres personas por robos violentos en Ciutat Vella

Los agentes destinados en el distrito barcelonés no dan abasto ante los numerosos hurtos diarios a los que se enfrentan

3 min

Agentes de los Mossos d'Esquadra destinados en la comisaría barcelonesa de Ciutat Vella realizaron ayer cuatro arrestos relacionados con tres robos violentos diferentes perpetrados el pasado miércoles en la capital catalana, aunque solo tres de ellos terminaron detenidos --uno era menor de edad--.

Estas actuaciones se enmarcan dentro del dispositivo Tremall, que incrementa el patrullaje preventivo en las calles de Barcelona --muy especialmente en las zonas más sensibles-- para garantizar la seguridad de los ciudadanos. 

Robos a primera hora de la mañana

La primera detención tuvo lugar a las once de la mañana, cuando los mossos fueron alertados sobre un grupo de jóvenes que intentaron robar a un hombre. La víctima manifestó que hasta cinco personas le habían increpado antes de tratar de arrancarle la riñonera. Además, aseguró haber forcejeado con uno que logró sustraerle el móvil, pero lo pudo recuperar cuando se le cayó al suelo al ladrón mientras trataba de huir.

El hombre se dirigió hasta la comisaría de Ciutat Vella para denunciar los hechos y pudo identificar a dos de los asaltantes. Uno de ellos, un joven de 19 años y nacionalidad marroquí, quedó detenido como presunto autor de un robo con violencia. El otro, menor de edad, quedó en dependencias policiales a efectos de protección.

Jóvenes ladrones y reincidentes

Un poco más tarde, otra patrulla de Ciutat Vella detuvo a otro joven, de 22 años y nacionalidad argelina que acumula una decena de detenciones, como presunto autor de un robo con violencia e intimidación. La víctima denunció que se encontraba paseando por la calle cuando el chico se le acercó, le puso la mano en la muñeca y le arrancó el reloj.

El ladrón salió corriendo, aunque con mala suerte, y tropezó con un agujero de unas obras cercanas. En ese momento, el denunciante --que salió corriendo tras él-- se le abalanzó y lo retuvo en el suelo hasta la llegada de la patrulla de los Mossos d'Esquadra.

A todas las horas del día

Por último, a las 00.15 de la madrugada, otra patrulla que se encontraba vigilando la zona del paseo Marítimo de la Barceloneta vio como un chico corría por la calle perseguido por un grupo de personas que le chillaban e insultaban.

Cuando los agentes lo consiguieron parar, detuvieron a un joven de 27 años y nacionalidad marroquí, que también acumula detenciones previas, como presunto autor de un robo con violencia. Tal y como aseguraron los testigos, el ladrón se hizo con un reloj de pulsera gracias al método del tirón y huyó con el botín hasta la llegada de los agentes autonómicos.